miércoles 11.12.2019

Corbacho confía en que Díaz Ferrán pueda solventar sus problemas empresariales

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, expresó este jueves su deseo de que el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, pueda resolver los problemas que tienen las empresas que dirige, al tiempo que confió en que el diálogo social no se vea afectado por esto ni por las diferencias que el presidente de la patronal mantiene con el líder de Cepyme, Jesús Bárcenas. Corbacho advirtió que el Gobierno "ha sido, es y continuará siendo muy respetuoso" con cualquier problema que tenga una empresa, "sea de la naturaleza que sea y con independencia de quien la dirija".

"Al Gobierno no le corresponde entrar en las interioridades de una empresa. En todo caso, deseo que pueda superar como empresario los problemas que en este momento tiene en sus propias empresas", señaló Corbacho.

Preguntado por cómo encaja el hecho de que el presidente de los empresarios españoles sea una persona que tiene problemas en sus empresas, incluido el impago de nóminas, el ministro recordó que Díaz Ferrán ha sido elegido democráticamente por los miembros de CEOE, quienes ayer mismo volvieron a confirmarle después de poner éste su cargo a disposición de la organización.

Por otro lado, Corbacho confió en que las diferencias que existen entre la cupúla de la CEOE y el presidente de Cepyme no afecten al desarrollo del diálogo social.

"Yo espero y deseo que no. Desde el absoluto respeto a la dinámica interna de cualquier organización, estoy convencido de que el diálogo social no se va a ver resentido más allá de una determinada coyuntura que pueda haber entre CEOE y Cepyme, que además seguro que sabrán resolver", dijo.

En otro orden de cosas, el ministro adelantó que el presidente de la CEOE le ha solicitado una entrevista, que se celebrará el próximo martes por la tarde, para hacerle entrega de las conclusiones de la cumbre empresarial que la patronal organizó el pasado 2 de diciembre.

Corbacho dejó claro que no es una reunión relacionada con el diálogo social, sino un encuentro destinado a conocer formalmente los acuerdos a los que se llegó en dicha cumbre y en el que ambos podrán también intercambiar opiniones.

Corbacho confía en que Díaz Ferrán pueda solventar sus problemas empresariales