miércoles 18/5/22
PSOE GANA, PP SE HUNDE Y PODEMOS ENTRA

Susana Díaz saca cabeza en Andalucía

El PSOE obtiene 47 diputados, lejos de los 55 de la mayoría absoluta. El PP pierde 17 escaños. Podemos irrumpe con fuerza como tercera fuerza política con 15 diputados. Ciudadanos obtiene 9. IU baja hasta quinta posición con 5. Y UPyD no logra entrar

Andalucía gráfico 2
Gráfico del número de escaños en Andalucía.

La socialista Susana Díaz gana, arrebata la primera posición al Partido Popular, pero no logra la mayoría absoluta. Lo auguraban los sondeos a pie de urna y lo ha confirmado el resultado final: el 22M deja un Parlamento muy fragmentado en Andalucía. El PSOE obtiene 47 diputados, lejos de los 55 que aseguran la mayoría absoluta. El PP se hunde: pierde la primera posición y 17 escaños, se queda con 33. Y como ya habían avanzando durante varias semanas todas las encuestas, las dos formaciones emergentes (Podemos y Ciudadanos) se hacen un importante hueco. Los de Pablo Iglesias -capitaneados por Teresa Rodríguez- irrumpen con fuerza y se colocan como tercera fuerza con 15 diputados; y los de Albert Rivera -liderados por Juan Marín- se estrenan fuera de Cataluña. Ciudadanos acaba de golpe y porrazo con las opciones de UPyD (que se queda fuera), se coloca en cuarta posición con 9 escaños, y relega a Izquierda Unida a un pésimo quinto puesto con 5 diputados en una jornada en la que la participación ha sido cuatro puntos superior a la de 2012.

Susana Díaz no logra el resultado que esperaba cuando decidió inesperadamente adelantar las elecciones -que era la mayoría absoluta para gobernar con tranquilidad-, pero sí mejora para su formación el escenario que obtuvo su antecesor José Antonio Griñán en 2012. El PSOE se convierte en la fuerza más votada. Con 47 escaños, logra el mismo número de diputados para el PSOE, pero arrebata la primera posición a los 'populares', que se quedan con 33 escaños, 17 escaños menos de los que obtuvo Javier Arenas en 2012, víctima sin duda alguna de la irrupción de las fuerzas emergentes, concretamente de Ciudadanos.

El presidente del Gobierno se ha volcado personalmente en la campaña andaluza. Ha viajado hasta en cinco ocasiones al sur y se ha empeñado mucho en advertir contra los "adanes", los "oportunistas" y los "destructores de la recuperación". Pero nada de ello ha tenido su efecto. Su apuesta personal, y la de su 'número dos' en el Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, Juanma Moreno, se ha estrellado estrepitosamente. Las encuestas lo advertían, pero los 'populares' no acababan de creérselo. Hoy, sin embargo, se han dado de bruces con la realidad. Finalmente, Moreno -un desconocido para su electorado en la región- ha logrado 17 escaños menos que su antecesor; y ha pasado de ser la fuerza más votada en 2012 (aunque no pudo gobernar debido al pacto del PSOE e IU) a segunda posición: 14 escaños por detrás del PSOE. Un descalabro absoluto. Los 'populares' no esperaban una ventaja superior a los cinco diputados, y mucho menos aún quedarse por debajo de los 35 escaños.

No obstante, ha sido Izquierda Unida la principal víctima de estas elecciones. Ha pasado de ser llave de Gobierno con 12 escaños, a quedar relegada a un quinto puesto con cinco diputados, que aún le permiten tener grupo propio en el Parlamento andaluz. Al igual que el PP, IU también ha sido víctima de la irrupción de las fuerzas emergentes, concretamente de Podemos, pero una parte muy importante del castigo recibido en las urnas ha sido motivado por el pacto que en 2012 alcanzó con el PSOE para gobernar y que ha impedido a la formación de izquierdas llevar a cabo las políticas prometidas en la región.

Confirmados estos datos, la gobernabilidad en Andalucía se complica. Las formaciones que han obtenido representación parlamentaria tendrán que elegir entre pactar; o bien PP, Podemos, Ciudadanos e IU tendrán que abstenerse en la segunda votación y permitir que los socialistas gobiernen en minoría una décima legislatura más. Un escenario que obligaría al PSOE a alcanzar pactos puntuales, sobre todo para aprobar los presupuestos.

Los datos finales arrojan tres posibilidades de pacto a Susana Díaz: con Podemos, Ciudadanos o con el Partido Popular. IU se queda fuera del tablero postelectoral.

Susana Díaz saca cabeza en Andalucía
Comentarios