martes 24/5/22
Peligroso pederasta

A prisión el pederasta holandés detenido en Barcelona

La juez Carmen Lamela lo envía a la cárcel hasta que se ejecute su traslado a su país. Joseph Brech ha aceptado su entrega a Países Bajos, donde se le juzgará por el asesinato y la agresión sexual de un niño de once años en 1998

Pederasta holandés
Detención del pederasta holandés

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha ordenado prisión provisional, comunicada y sin fianza, para el holandés Joseph Brech, detenido ayer en Castellterçol, en Barcelona. Lo reclaman los Países Bajos por delitos de homicidio, agresión sexual, sustracción de menor y detención ilegal.

El detenido ha aceptado su entrega a los Países Bajos tras celebrarse hoy una audiencia por videoconferencia con el fiscal de Limburg, que había emitido una orden europea de detención y entrega.

La juez Carmen Lamela lo envía a prisión debido al riesgo de fuga y a la falta del suficiente arraigo del reclamado, que ha reconocido que se encuentra en España desde el pasado mes de marzo, que no tiene familia en nuestro país y que antes de venir aquí viajaba sin dirección fija.

"Tales circunstancias no garantizan suficientemente su arraigo en territorio español y que no vaya a sustraerse nuevamente a la acción de la Justicia. Además, es reclamado por unos hechos, delitos de homicidio, agresión sexual, sustracción de menor y detención ilegal que tiene señalada en el Estado de emisión pena de cadena perpetua o de hasta 30 años de prisión, lo que acrecienta el riesgo de que aquel intente sustraerse a la acción de la Justicia", subraya la juez.

Además, el detenido ya ha eludido la acción de la justicia de los Países Bajos dejando en él responsabilidades pendientes, lo que ha dado lugar a la emisión de la orden de detención cursada por el Tribunal del estado requirente. Añade que el reclamado ha aceptado su entrega lo que hace necesario su mantenimiento en prisión para garantizar que sea efectiva en el breve plazo de tiempo que establece la Ley. 

A prisión el pederasta holandés detenido en Barcelona