martes 18/1/22

El Grupo Mixto aboga por consensuar una ley que ven inconexa y superficial

Los partidos integrantes del Grupo Mixto reclamaron al presidente del Gobierno diálogo y consenso parlamentario antes de que se acometan las reformas previstas en la nueva Ley de Economía Sostenible, cuyas medidas consideraron inconexas, superficiales y cosméticas.

La portavoz de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, fue la única que se desmarcó de la invocación al consenso, algo que, en su opinión, no tiene sentido cuando aún no ha fructificado el diálogo social.

Barkos lamentó que la nueva ley sea por el momento una mera declaración de intenciones, cuyos efectos no comenzarán a verse hasta bien entrado el año 2010, al tiempo que criticó la escasa apuesta del texto por el combate del desempleo.

El portavoz del BNG, Francisco Jorquera, pidió cautela a la hora de abordar reformas laborales para que no se acabe trasfiriendo el coste de la crisis a los trabajadores, en tanto que reclamó mayores limitaciones a las retribuciones de los consejeros de las entidades financieras.

Para la portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, la norma propuesta por el Gobierno es tan sólo "una colección de retoques al modo de una ley de acompañamiento", en tanto que el portavoz de UPN, Carlos Salvador, cuestionó que el nuevo modelo económico sirva para financiar el gasto de las administraciones públicas.

El Grupo Mixto aboga por consensuar una ley que ven inconexa y superficial