miércoles 26/1/22

Ciudadanos de toda España visitan el Congreso de los Diputados

Ciudadanos de todas partes de España han comenzado este viernes a visitar el Congreso de los Diputados en el primer día de Puertas Abiertas que la Cámara Baja ha organizado tras haberlas suspendido el año pasado por la pandemia, y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha agradecido a los primeros visitantes su interés por conocer los entresijos de la sede de la soberanía nacional

congreso jornada puertas abiertas
Congreso de los Diputados

"Es un día especialmente feliz, hemos podido reabrir las puertas de esta casa para que los ciudadanos puedan entrar a ver el espacio donde están los representantes de todos los ciudadanos. Es un elemento de emoción y así lo han transmitido los primeros visitantes", ha dicho Batet después de dar la bienvenida al primer grupo de 50 personas que venían de Soria, Bilbao, Málaga, Barcelona o Tarragona.

Estos primeros visitantes han tenido el privilegio de ser saludados personalmente por Batet y por algunos miembros de la Mesa del Congreso así como por los portavoces del PSOE, Héctor Gómez, del PP, Cuca Gamarra, de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, y de Ciudadanos, Edmundo Bal, además de que también estaban presentes otros diputados de partidos como UPN.

Desde las ocho de la mañana permanecía esperando en la calle de Zorrilla un joven de 23 años estudiante de Derecho que acompañado por su novia se emocionaba al entrar por la Puerta de los Leones.

"Es la tercera vez que vengo y me encanta y el año que viene repetiré", señalaba también Mario, un joven madrileño que coincide con otros visitantes tras visitar el hemiciclo que "es más pequeño de lo que parece en la tele".

De momento este año, en el que el Congreso abre nuevamente sus puertas en conmemoración del próximo Día de la Constitución y cuyas citas han tenido que reservarse por internet, han acudido más jóvenes y familias con niños que mayores.

Once años tenía la más pequeña de una familia que señalaba a Efe que el Congreso "es muy chulo" mientras que otra joven que ha venido desde Málaga y que también lo visitaba por primera vez se ilusionaba al ver a los diputados porque "es cuando uno se da cuenta de que son personas".

"Me gusta que nos hayan abierto las puertas para ver donde se dictan las leyes", incidía otra ciudadana que se acercaba a hablar con el portavoz del PSOE, Héctor Gómez.

"Nos preguntan cómo votamos, los escaños, quién se sienta en cada sitio, algunos quieren sacarse alguna foto con nosotros y son todos muy amables", explica Gómez que valora que la ciudadanía se sienta interesada no sólo por conocer el interior del Congreso sino también por "la tarea que desarrollamos".

Edmundo Bal en la zona de escaños de Ciudadanos va explicando a los que pasean por su pasillo las representaciones de la bóveda del hemiciclo, las esculturas de los Reyes Católicos o las pequeñas metopas que hay en los laterales que son una representación de cada una de las provincias de España y "no se sabe por qué algunas están repetidas".

También la portavoz del PP, Cuca Gamarra, ha señalado que es muy positivo que los ciudadanos vuelvan al Congreso, "sobre todo para el PP, que ha luchado desde el primer momento para que no se cerrase el Congreso" y ha comentado que los ciudadanos que se le han acercado les trasladan la necesidad de cambio político.

Pero sin duda lo que más llama la atención a los visitantes que escuchan atentamente a los guías del Congreso son los disparos del intento de golpe de Estado del teniente coronel Antonio Tejero.

A un matrimonio de 61 años que ha venido de Hellín, Albacete, le impresionan "los agujeros de las balas" y el marido comenta que en aquella época lo vivieron en directo y al día siguiente se tuvo que ir a la mili.

Está previsto que entre hoy y mañana pasen por el Congreso cerca de 3.900 personas y este año no se han formado largas colas, ya que las plazas debían reservarse por la web del Congreso.

En este sentido, Batet ha destacado el interés de la ciudadanía porque "se agotaron a las pocas horas" y ha insistido en que este año el recorrido se ha adaptado a las medidas anticovid, dado que los grupos son reducidos.

Con todo, el servicio de ujieres ha doblado turno para atender a todos los ciudadanos y alguno de ellos como Miguel Herraiz que lleva ya 32 años en el Congreso comenta alguna anécdota, como aquel "que se indignaba ante un cuadro de los comuneros al pensar, confundido, que significaba homenajear a los comunistas". EFE

Comentarios