sábado 17/4/21

Estrella Digital

Caja Madrid aprobará la próxima semana los estatutos adaptados a la nueva Ley de Cajas

La cuarta entidad financiera española, Caja Madrid, aprobará previsiblemente la próxima semana el borrador de estatutos que se adapta a la nueva ley autonómica madrileña de cajas de ahorros, que será ratificado el próximo 20 de julio en la Asamblea General Extraordinaria de la entidad. Así lo señalaron hoy a EFE fuentes cercanas a la caja, que explicaron que el consejo de administración estudiará presumiblemente la próxima semana el proyecto de estatutos, al que ya se le están introduciendo retoques. Por otra parte, la Asamblea General Ordinaria de Caja Madrid aprobó ayer por mayoría absoluta las cuentas y el informe de gestión de la entidad en 2008 al recibir un voto en contra y una abstención, frente a 303 votos a favor, informó la entidad en un comunicado.

La entidad cuenta con 30 días desde hoy para adaptar sus estatutos y para que sean aprobados por el máximo órgano de gobierno de la caja, la Asamblea, donde están presentes los clientes (a través de los impositores), los empleados, los partidos políticos madrileños, los ayuntamientos y entidades representativas como universidades o patronales.

En el caso de que los estatutos estén adaptados correctamente a la ley de cajas de ahorros, la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid dispondrá entonces de diez días para dar su visto bueno definitivo.

En cambio, si este departamento considera que la adaptación ha sido errónea, contará con un plazo máximo de 20 días para modificar los estatutos, tras lo cual los devolverá a Caja Madrid para su aplicación definitiva al proceso electoral de la entidad.

Ese proceso, que ha sido el germen de las discrepancias en la entidad financiera, implica la renovación de la Asamblea de la caja, que es la que nombra a los miembros del consejo de administración.

Aprobación de las cuentas

Por otra parte, la Asamblea General Ordinaria de Caja Madrid aprobó ayer por mayoría absoluta las cuentas y el informe de gestión de la entidad en 2008 al recibir un voto en contra y una abstención, frente a 303 votos a favor, informó la entidad en un comunicado.

A la Asamblea asistieron 305 miembros, frente a los 320 que la componen en representación de los clientes (a través de los impositores), de los empleados, los partidos políticos madrileños, los ayuntamientos y las entidades representativas como universidades o patronales.

La cuarta entidad financiera española, Caja Madrid, obtuvo el año pasado un beneficio neto atribuido de 840,48 millones de euros, un 70,6 por ciento menos que en 2007 por la ausencia de plusvalías como los 2.333 millones obtenidos por la venta de la participación en Endesa y el beneficio que logró por la venta del 21,5% de Realia.

Sin embargo, si se excluyen esas plusvalías, la caja consiguió elevar un 5,6% su resultado recurrente, pese a las dificultades financieras y económicas, que sin embargo quintuplicaron su tasa de morosidad, hasta el 4,87%.

La Asamblea de Caja Madrid también aprobó la gestión del presupuesto de la Obra Social y de la Fundación Caja Madrid en 2008, así como el presupuesto de ambas para este año.

La reducción de resultados ha provocado que el presupuesto de la Obra Social de Caja Madrid para 2009 haya disminuido en términos absolutos (al bajar a 187 millones frente a los 250 de 2008), pese a que el porcentaje destinado a estas actividades se ha mantenido en el 22,5% de los resultados, según adelantó Blesa hace unos meses.