sábado 11.07.2020
JERO GARCíA

"Los políticos, y todos los españoles, necesitan un 'Hermano Mayor'"

Triple campeón de España de Boxeo, KickBoxing y Full Contact, el nuevo 'Hermano Mayor' (el programa de Cuatro vuelve este viernes) no sólo entrenó a famosos como Alejandro Sanz, Penélope Cruz o Carlos Sáinz sino también ayuda a jóvenes con problemas gracias a la Fundación de Ayuda a la Integración a través del Deporte, que él mismo creó

Jero García.
Jero García.

-¿Cómo está resultando su primera experiencia televisiva?

-La verdad es que estoy muy contento, muy ilusionado, y con ganas de que haya muchas más entregas, esté yo o no, porque este programa es muy interesante.

-¿Está consiguiendo lo que pretendía al aceptar la oferta?

-No soy muy de pretensiones, me gusta mucho más el día a día. Soy un poco como el 'Cholo' Simeone, con lo de "partido a partido". Del pasado no me preocupo, y el futuro ya vendrá. Prefiero vivir el presente con atención, y en eso estoy. 

-¿Cómo se logra que los protagonistas del programa se dejen grabar?

-Porque necesitan ayuda. Si uno está malo y no se toma las pastillas no se va a poner bueno. Son terapias y aunque puede parecer que no quieren, en el fondo quieren porque la gente es buena por naturaleza, aunque a veces es difícil descubrir todas las capas para llegar al centro de la cebolla.

-¿En su juventud también usted fue un alma 'descarriada'?

-Yo no era un descarriado, me consideraba un superviviente en aquel Carabanchel tan peligroso de los años ochenta.

-¿Usted realmente se cree todo lo que les dice, como que en un ring es preferible el control a la fuerza y la velocidad?

-Me creo todo lo que digo, siempre, si no no lo diría. Lo más importante en los deportes de contacto es el control, porque desde el control puedes utilizar todas tus armas. Puedes ser más fuerte y más rápido, pero si no sabes cuándo hacerlo... Puedes tener un Ferrari, pero si no sabes conducirlo...

-Usted se ha enfrentado con mucha gente encima de un ring. ¿Eran más complicados esos combates o los que ha tenido que mantener con los jóvenes a los que ha intentado ayudar en 'Hermano Mayor'?

-Es completamente distinto, aunque a mí me remueve exactamente igual, me pongo nervioso de igual manera. En el ring intentaba lograr una victoria y ahora también, es conseguir victorias que ayudan.

-¿Y esos chicos son muy diferentes a los que lleva intentando ayudar desde su gimnasio y su fundación en los últimos doce años?

-Realmente no cambia nada, cambian los propios casos, los propios chicos, y nosotros intentamos amoldarnos.

-Usted es padre de dos hijos, ¿qué cree que hay que hacer para que no se den casos como los que se ven en el programa?

-Desgraciadamente, cuando nacen los hijos no vienen con un libro de instrucciones debajo de un brazo, cada uno es de su padre y de su madre. Yo a la primera la tuve que educar cuando era ya adolescente, y la ignorancia es atrevida y haces cosas que luego, con mi segundo hijo, no he hecho. En el fondo soy un poco 'Hermano Mayor' con ellos.

-¿También los políticos necesitarían un 'Hermano Mayor'?

-Todo el mundo necesita un 'Hermano Mayor', los políticos y todos los españoles, algunos más que otros. No me meto mucho en política ni en charcos donde me pueda mojar, porque tengo bastante con ayudar a mi gente, que es la que está al lado y la que realmente me preocupa. 

-¿A qué le tiene miedo usted?

-Yo le tengo miedo al miedo. Siempre voy a tener miedo a no hacerlo bien

-¿Lamentó el día que se bajó del ring?

-Soy un hombre que toma sus decisiones. Aunque a veces me equivoque, soy responsable de ellas. El día que me bajé de un ring dije que no volvería a subirme al mismo y que me iba dedicar a la metodología, y así fue.

-¿Qué diría a los que dicen que todos los boxeadores acaban 'sonados'?

-Los que lo dicen creo que no han boxeado nunca. El boxeo contemporáneo está súper reglado y vigilado. Hablar del de los años 50 es como hacerlo de las carreras de coches de entonces, o decir que los albañiles trabajaban en aquella época sin arnés. El boxeo es uno de los deportes menos peligrosos que existen actualmente.

-Cuando menos parece que se está volviendo a poner de moda...

-Afortunadamente se están poniendo de moda no sólo el boxeo sino todos los deportes de contacto y creo que está bien porque la gente se estaba dando cuenta. Esto sólo pasa en este país, porque yo he viajado mucho y en la mayoría de países el boxeo es un deporte que se trata con categoría. Aquí hemos venido arrastrando ese reverso tenebroso que nos han buscado los medios, por motivos en los que no voy a entrar. Acabamos de tener otro campeón de Europa y creo que de aquí en adelante la punta de la pirámide cada vez va a ser más amplia.

Comentarios