Cómo reclamar tras tener un problema en el mundo financiero

El mundo financiero puede llegar a ser un ámbito de riesgo en el que, por desgracia, a veces nos llevamos grandes disgustos. Esto fue exactamente lo que le pasó a los accionistas del Banco Popular, que vieron como sus acciones acababan siendo papel mojado. También sufrieron esos problemas quienes tenían hipotecas multidivisas

Cómo reclamar tras tener un problema en el mundo financiero

Defensa ante tus acciones

Conformarse con que esas acciones en las que invertiste tanto se queden en ceniza sin comerlo ni beberlo es un error. Existen vías y medios para reclamar por lo sucedido, y lo mejor es estudiar las opciones disponibles y valorar si se puede empezar una lucha por recuperar la inversión.

Para reclamar acciones, y más si se trata de las acciones del Banco Popular, se necesita un especialista con experiencia, que nos dé seguridad y confianza. Los abogados de las acciones del Banco Popular están especializados en ello y tienen un conocimiento profundísimo del tema.

El proceso que hundió al Banco Popular fue frenético y acabó con la compra del mismo por parte del Banco Santander por el precio de 1€. En medio, hubo una desvalorización gigantesca del valor de la acción y una fuga masiva de depósitos.

Ante esto, los accionistas tienen diferentes vías de actuación, dependiendo de cada caso. Por ejemplo, se puede pedir la nulidad o la indemnización por daños y perjuicios, que harán que esa pérdida económica que hemos sufrido se anule o mitigue.

En cualquier caso, lo que no debe hacer el accionista es quedarse quieto viendo cómo pierde lo que tanto le costó conseguir. Hay que intentar agotar las vías que nos permitan recuperar lo invertido y que hagan justicia ante todo lo que pasó.

Afectados por hipotecas

Otros de los grandes afectados fueron quienes tenían hipotecas multidivisas con el Banco Popular. Estas hipotecas permiten el pago en otra divisa que no sea el euro, intentando aprovechar el tipo de cambio al que se encuentran esas monedas para abaratarla.

El Tribunal Supremo ha declarado nulas aquellas en las que al cliente no se le ha explicado correctamente los riesgos que conlleva, ya que están pensadas para un perfil muy específico de cliente, y los bancos han pasado esto por alto sistemáticamente en los últimos años.

Si ese es tu caso, puedes reclamar la hipoteca multidivisa para que se corrija lo que ha hecho que hayas perdido dinero con ella. Estas hipotecas en divisas se vendían normalmente como hipotecas en yenes o francos suizos, pero son un producto mucho más complejo y arriesgado de lo que se decía.

Ante este cambio de tendencia tras la declaración del Tribunal Supremo se abre un abanico de posibilidades para el cliente que hace que sea aconsejable estudiarlas detenidamente y afrontar un proceso que puede llevar a que le anulen un hipoteca en la que le engañaron.

Decenas de miles de clientes las contrataron creyendo que así se protegerían de los vaivenes del Euríbor, pero lo que ocurrió es que encontraron un producto hipotecario trampa que se basaba en otro índice. Por ello, no dudes en reclamar lo que legítimamente te pertenece.

La tranquilidad de un buen abogado

A lo largo de este artículo hemos podido comprobar lo útil que puede llegar a ser contar con un equipo de abogados de garantías, ya que la complejidad de nuestra sociedad hace que tengamos que recurrir a ellos con mucha más frecuencia de la que desearíamos.

Es fácil tener ese equipo a tu disposición con un bufete de abogados como Lean abogados. Este despacho de abogados innovador apuesta por un equipo multidisciplinar de profesionales especializados que nos ofrezcan el mejor asesoramiento en sus respectivos campos.

Se trata de un equipo de más de 300 abogados unidos que hacen que sea cual sea nuestra necesidad recibamos una respuesta adecuada a nuestros deseos. Trabajan pactando previamente las condiciones y te van informando paso a paso de todo lo que va sucediendo en el proceso.

Es una gran tranquilidad delegar en alguien experto cualquier asunto, desentendiéndonos de él y sabiendo que su tratamiento será lo más profesional y exhaustivo posible, haciendo que obtengamos el mejor resultado posible, que es de lo que se trata.

Cuentan con la ventaja de que, al ser un equipo muy numeroso y polivalente, no hay que estar buscando un despacho de abogados específicos para cada asunto en el que lo necesitemos, pudiendo resolver desde aquí cualquier tipo de problema jurídico que tengamos.

Asuntos más habituales

Los asuntos por los que podemos llegar a acudir a un abogado son muy diferentes y numerosos, pero es cierto que hay unos más habituales que otros. Se trata de que tengamos claro, según nuestro perfil como cliente, cuál puede ser el que necesitemos más probablemente.

Por ejemplo, en los últimos años han crecido muchísimo los abogados de familia. Desde la legalización del divorcio hasta ahora nos hemos encontrado con unas décadas en las que este no ha parado de crecer, y recurrir a un abogado durante él es muy necesario.

Pero no solo eso. Herencias, disputas familiares, custodias, separaciones de bienes…el número de asuntos que puede llevar a dos familiares a un punto irreconciliable en el que necesite la ayuda de un experto del ámbito jurídico puede ser muy numeroso.

Solemos recurrir a ellos cuando ya tenemos el problema jurídico, lo cual es lógico ya que se trata de profesionales de ese ámbito, así que lo mejor cuando los necesitamos es consultarles antes de tomar cualquier tipo de decisión y hacer que nos den su punto de vista y consejo sobre el problema.

Así, tendremos la tranquilidad que da que alguien que tiene la experiencia necesaria como para haber visto a muchas personas en nuestra situación y que además conoce la ley al dedillo, como para saber qué salidas tenemos, nos diga cuál es la mejor opción.

Por lo tanto, ya sea para los problemas que han tenido los clientes del Banco Popular o para cualquier otro que nos surja en nuestra vida diaria, consultar con un abogado si podemos mejorar nuestra situación es siempre una buena decisión.