Lunes 17.12.2018
Finanzas

Contra el entramado bancario, el abogado especializado

Después de las recientes noticias a propósito de la devolución de unos cobros indebidos e ilegales que realizó la banca en los gastos hipotecarios, y que no devolverán porque el supremo cambió de opinión después de haber emitido una sentencia, ya nadie puede dudar de quiénes son los verdaderos dueños de este país

La dureza y el descaro con el que los poderes financieros conducen España ya no se ocultan, a pesar de las muchas veces que ha quedado demostrada su avaricia estafando y engañando a sus clientes.

Se contabilizan hasta un total de 20 estafas bancarias importantes con las que nos han estado engañando con total impunidad, porque lo peor de esta situación es que cuentan con la complicidad, cuando no con el servilismo de los poderes políticos, que a base de préstamos se ven en estos momentos hipotecados y cumpliendo estrictamente sus órdenes, aunque vayan, como suelen ir, en contra del pueblo.

Ya que no encontramos el apoyo institucional debido y nos enfrentamos a una clara indefensión, solo la unión de los ciudadanos, los conocimientos y la ayuda de un abogado especialista en la defensa de estos despropósitos, como el bufete Solvendi Abogados, serán las únicas herramientas eficaces para no caer en las trampas de una mafia que se disfraza de banco al servicio de sus clientes.

Solvendi se presenta estratégicamente como la última línea de defensa para el cliente bancario ante los desmanes de la banca tradicional. De referencia nacional, son los más cualificados para las reclamaciones a bancos y en la defensa de los derechos de los consumidores, especializados en las reclamaciones por hipotecas, entre las que se incluyen las tristemente famosas clausulas suelo, los gastos cobrados indebidamente, la multidivisa , el IRPH o por la reciente liquidación del Banco Popular, entre otros muchos. 

Cuidado, un banco te acecha

Al ritmo en que se suceden las estafas y las mentiras desde el sector financiero, no es de extrañar que la población les comience a tachar de mafia o de asociación para delinquir, y es que en demasiadas ocasiones olvidamos que un banco es una empresa cuyo único objetivo es conseguir beneficios.

Así que no debemos olvidar que cuando recibimos cartas y mensajes ofreciendo suculentos productos financieros, ofertas para el ahorro o facilidades para conseguir una hipoteca, de lo que se trata en realidad, es de un nuevo método para conseguir más beneficios. Hay que tener presente que la frase “tu banco de confianza” es de un comercial, y no se debe depositar demasiada confianza en ellos, pues los “amigos” que te atienden son vendedores, no asesores, venden lo que se les ordena, aunque sean productos tóxicos, como las famosas preferentes o te cobren ilegalmente gastos en las hipotecas que no debían.

Así que cuando tengas la más mínima sospecha de que un banco anda detrás de ti, insistentemente, tengas sospechas de que algo no va bien, te cobran intereses de más, te ofrecen el cielo por tu nómina, etc., consúltalo con tu abogado especialista antes de cometer el error de confiar en todo lo que te dicen. 

El famoso caso Popular, ejemplo de abuso de confianza

Todos recordamos las protestas de cientos de inversores que de improviso habían perdido todos los ahorros que habían utilizado para la compra de acciones y títulos de subordinadas del Banco Popular, acciones de compra que habían seguido como recomendación de los propios empleados de esta entidad bancaria.

Lo que ocurrió sigue sin estar claro en la mente de los afectados, que solo saben aquello que las noticias informaron al respecto, y es que el pasado 6 de junio de 2017, el Banco Popular se consideró inviable, debido a su mala gestión, por el Banco Central Europeo ya que, al parecer, la entidad se veía imposibilitada para hacer frente al pago de sus deudas. Esto propició que a instancias del organismo europeo se realizaran dos acciones liquidatarias.

Por un lado, La JUR (Junta Única de Resolución) acordó la resolución del Banco Popular Español dentro de un procedimiento liquidatario inédito en el sistema bancario español y europeo. Y, por otro lado, la increíble compra de este banco por parte del Santander por el simbólico precio de 1 euro.

A partir de esta resolución y su correspondiente liquidación, los accionistas y titulares de subordinadas (bonistas y obligacionistas) perdían la totalidad de su inversión. Afortunadamente, existen posibilidades de recuperar este dinero si se recurre al abogado especializado en este problema y en la defensa de los afectados del Banco Popular, como son los integrantes del bufete Solvendi Abogados, a los que estamos haciendo referencia en este artículo.

Ante la menor duda o incidencia más vale prevenir que curar, más vale informarse y evitar posibles decepciones. Para ello lo más aconsejable es contactar con Solvendi Abogados, quienes contestarán a las dudas que puedan plantearse y pondrán en marcha las estrategias más eficaces para solucionar conflictos con la banca relacionados con los gastos hipotecarios, las clausulas suelo, el IRPH, las hipotecas multidivisas, los casos de afectados por la venta del Banco Popular o cualquier otro producto tóxico que hayan podido vender sin la información adecuada.

De todos los nombrados, pueden aparecer dudas sobre el concepto de IRPH y sobre las denominadas hipotecas multidivisas.

En relación a la IRPH, cabe señalar que es el segundo índice de referencia para calcular los intereses hipotecarios más utilizados en nuestro país, pero con la salvedad de que cotiza 2 puntos por encima del famoso euríbor. En2011, la Unión Europea obligó a España a eliminarlo porque consideraba que se podía manipular, aunque el gobierno, siempre a los pies de la banca, lo mantuvo hasta hoy día con unos sutiles cambios. En estos momentos la judicatura nacional comienza a considerar esta clausula como abusiva, comparables a las nefastas clausulas suelo, por lo que se está dando facilidades a los procesos judiciales de los estafados que denuncien su caso.

Por otra parte, las hipotecas multidivisas, fueron firmadas sin muchos conocimientos por parte de los afectados debido a su complejidad. Se trata de un producto mixto, aparentemente muy atractivo, y es que la contratación de una hipoteca multidivisas ofrecía un crédito hipotecario a un precio muy competitivo con condiciones aparentemente ventajosas. Como norma general, la familia contrataba este tipo de hipotecas en euros, pues en esa moneda se recibía su sueldo, pero el pago de las cuotas era en una moneda diferente, normalmente en francos suizos o yenes, por lo que el cliente pagaba las cuotas con el tipo de interés que correspondía a la moneda contratada y este podía subir a niveles que no eran comparables al valor de la moneda nacional.

Comentarios