sábado 29.02.2020

Créditos al instante, ¿cuántos tipos existen y cómo solicitarlos?

En los últimos años, los préstamos y créditos rápidos vía online se han convertido en una interesante fórmula de financiación para obtener dinero con urgencia
Créditos al instante, ¿cuántos tipos existen y cómo solicitarlos?

Hasta hace unos años, para solicitar un crédito o un préstamo, sea cual fuerela cuantía, lo más habitual era acudir a un banco o una entidad financiera y realizar las gestiones necesarias. Si se optaba por otra opción, la fórmula más común era pedir ayuda económica a familiares o amigos.

Con la llegada de la crisis, todo este panorama cambió, al menos el de acudir a las entidades financieras y bancarias. El grifo de la liquidez se cerró y mucha gente que tenía que enfrentarse a pagos de manera urgente encontraron en los créditos online una solución eficaz a sus apuros económicos.

Esta fórmula se ha asentado como la prioritaria ante determinadas situaciones de carestía de liquidez al enfrentarse a pagos urgentes. Por su inmediatez y su facilidad de acceder al crédito, muchos solicitantes ven en los préstamos online una opción muy recomendable. Basta con elegir una empresa de préstamo, rellenar un formulario y esperar. En cuestión de pocos minutos, el dinero estará ingresado en la cuenta.

Estos créditos, a pesar de que nacieron para resolver problemas de urgencia económica, se han extendido para otras razones, y cada vez más gente recurre a esta fórmula para financiar asuntos no urgentes: vacaciones, la compra de un teléfono móvil, la matrícula en algún centro de estudios, etc.

Tipos de préstamos rápidos

Por lo general, estos préstamos o créditos al instante se pueden clasificar atendiendo a la cantidad máxima de dinero a solicitar y los requisitos indispensables para poder recibir esa cantidad de dinero.

De este modo, los minicréditos al instante sin papeleos están entre los más solicitados porque se trata de ayudas financieras que se otorgan de manera rápida y sin necesidad de trámites, avales ni justificantes de ingresos.

Las cantidades de dinero pueden oscilar entre los 50 y los 700 euros. Existen plataformas crediticias que en un primer momento únicamente ofrecen 300 euros, y si la relación entre plataforma y solicitante es exitosa, es decir, se devuelve el dinero en tiempo y forma correctas, amplían la cifra en operaciones posteriores.

Otra fórmula de minicréditos al instante son los que son otorgados con ASNEF. Se trata de préstamos rápidos de los que puede beneficiarse cualquier persona, incluso si ha sido incluida en una lista de morosos.

Para las personas incorporadas en ficheros de ASNEF o RAI, esta fórmula es prácticamente la única posibilidad que tienen de acceder a la financiación y , ya que las entidades bancarias y financieras tradicionales son más exhaustivas y demandan más requisitos. Estas plataformas que ofrecen minicréditos al instante tienen sus propios baremos y no excluyen a solicitantes por estos problemas económicos.

Existen también los minicréditos sin nóminas, que funcionan de modo similar a los anteriores pero que no exigen la presentación de nóminas ni contratos de trabajo. En función de la cantidad solicitada, algunas entidades demandan ingresos demostrables que sirven para garantizar la solvencia económica del solicitante.

Finalmente están los créditos inmediatos a plazos, que se definen como productos financieros que permiten devolver el préstamo de forma fraccionada y con una periodicidad estable. Por lo general, estos préstamos son de mayor cuantía que los microcréditos, pues en algunos casos pueden llegar hasta los 5.000 euros.

¿Cómo se tramita un crédito online?

Debido a la expansión de esta fórmula de financiación, la mejor opción para que un solicitante se haga una idea de todas las opciones existentes es acudir a un comparador de estos productos. En internet encontramos muchos ejemplos de ello.

El crecimiento de estos vehículos de financiación está tan extendido que en la actualidad incluso se pueden solicitar tarjetas de credito al instante. En este caso, la concesión de la tarjeta funciona de manera muy similar a la de los microcréditos, no se requiere nómina ni cumplimentar muchos requisitos e incluso las personas incluidas en listas ASNEF pueden acudir a ellas.

En los comparadores de préstamos online, basta con fijar el dinero que se desea obtener y la fecha prevista para su devolución. Lo más común es que sea un mes, pero existen opciones a más largo plazo.

Es importante señalar que los intereses que generan estos vehículos financieros son más altos que las líneas de crédito tradicionales, de modo que es importante cumplir con las obligaciones de devolución del préstamo, para así no incrementar la deuda. Muchas plataformas premian a los solicitantes que devuelven el dinero prestado en tiempo y forma gratificándoles con mejores opciones en caso de pedir nuevos préstamos.

Una vez elegida la empresa hay que rellenar un formulario con datos personales y añadir el número de cuenta y datos de contacto. Los mecanismos están automatizados para obtener una respuesta a la solicitud en pocos minutos.

En España, los requisitos básicos para acceder a esta fórmula de financiación son: ser mayor de edad, tener un DNI y ser titular de una cuenta bancaria.

loading...
Comentarios