domingo 24/1/21

El comercio electrónico en el sector de la moda crece a ritmo de dos dígitos debido al Covid-19

La situación de aislamiento de muchos hogares debido al coronavirus ha supuesto un auténtico cambio de paradigma en múltiples industrias. Mientras que sectores como el turismo o la cultura (cines, teatros, museos…) se han visto enormemente perjudicados otros como el de los dispositivos electrónicos o la moda han notado mucho menos estos efectos negativos

En este último caso, aunque las tiendas físicas se vieron obligadas a echar el cierre, las compras on-line crecieron a ritmo de dos dígitos.

Cambio en los hábitos de consumidor

En el estudio ‘Digital 2020. April Global Statshot 2020’ donde se analizan las tendencias a nivel mundial (durante Abril) del comercio electrónico tampoco hay lugar a dudas, el 47% de la población compró más en internet que antes de la cuarentena. En el caso de España el 25% de los usuarios pasó más tiempo realizando compras en la red. Respecto a las categorías que experimentaron un mayor crecimiento están la alimentación (33%), hogar 29%, higiene personal (27%) y moda (19%).

Sin duda un auténtico cambio en la forma de consumir. Aunque la tendencia antes ya era que cada vez se realizaban un mayor número de transacciones en la red,  lo cierto es que la coyuntura actual ha hecho que todo se acelere.

Adaptación de las empresas al nuevo escenario

Las empresas de la moda, aunque también de otros ámbitos, están obligadas a empatizar más que nunca con el usuario. Contar con una comunidad fiel que se identifique con los valores y el saber hacer de la marca, es más importante que nunca. 

Respecto al nuevo escenario se pronuncia Rubén Navarro, Director de Estrategia y Desarrollo de Negocio de la prestigiosa marca de zapatos SEBAGO. Según nos contaba, “la gente se ha refugiado en internet, por lo tanto es lógico que las ventas en este canal hayan aumentado. Algunas de los empresas distribuidoras de nuestros zapatos nos han comentado que ante el cierre de sus establecimientos han  visto un fuerte repunte en las ventas de nuestros zapatos y náuticos por la vía digital”. Además, se pronuncia sobre el futuro: “la curva de venta del ecommerce va a descender cuando volvamos a la normalidad, pero no va a volver a los niveles anteriores a la pandemia porque la gente ha aprendido que se trata de un canal seguro”.

En definitiva, dado el curso de los acontecimientos parece claro que la moda y sus profesionales han sabido adaptarse mejor que nadie a los nuevos tiempos.

Comentarios