martes 21/9/21

Las bolsas de papel, una forma práctica y económica de personalizar un negocio o evento

El embalaje y la entrega de algún producto o regalo en un envoltorio personalizado muestra un trato más profesional y detallado. Contar con bolsas de papel para transportar la compra o cajas personalizadas, implica poca inversión y permite potenciar la marca
bolsa de papel

Utilizar bolsas de papel es una alternativa perfecta para darle personalidad a una tienda o marca y cualquier evento. Se trata de un recurso económico, ecológico y práctico para entregar productos o recuerdos, es una tendencia que nunca pasa de moda.

La presentación es básica para dar prestancia a un negocio. El embalaje de los productos es una estrategia de marketing en sí misma y el uso de papel para el empaquetado es una forma barata de poder ofrecerlo, con la posibilidad de colocar los colores de la empresa y el logo, lo que se puede convertir en una promoción ambulante.

Aprovechar la experiencia

La forma más fácil de encontrar el tipo de empaquetado perfecto para embalar productos o entregar recuerdos en un evento especial, es acudiendo a empresas como Murex Company, que lleva más de 35 años liderando el sector del diseño y la producción de packaging. La empresa está especializada en ofrecer productos de papel, cartón, cajas, papel seda y papel para envolver, gran parte personalizable.

Existen soluciones para diversas necesidades y variedad de proyectos. En Murex son completamente respetuosos con la naturaleza. Las bolsas están elaboradas con material biodegradable, son hechas de papel reciclado y materia prima renovable, se imprimen con tintas basadas en agua, sin alcohol.

La compañía ofrece asesoría para adaptar la gran variedad de opciones que existen al negocio. Las bolsas de papel pueden usarse en una campaña de marketing para dar a conocer una marca, ideales para eventos de promoción, entrega de productos, para celebraciones privadas, además de comercios y cadenas de alimentos.

Práctico y económico

La economía es una de las ventajas más resaltantes de este tipo de empaquetado. Existe una gran variedad de bolsas de papel baratas a escoger, adaptables a las necesidades de cada comercio u ocasión, y con los precios más competitivos del mercado, debido a que son fabricantes.

Las bolsas de papel se fabrican en celulosa o kraft, o con material reciclado, son flexibles y se ajustan a diferentes usos. Hay bolsas genéricas pequeñas, medianas y grandes, muy conocidas por su uso para bollería y panadería. Las hay con asas de diferentes tipos y tamaños, muchas usadas para ventas en tiendas o como bolsas de regalo.

También las hay con cierre tipo zip, con cinta adhesiva o simplemente abierta. Hay opciones para bolsas de lujo más durables, para la entrega de productos especiales o para eventos de gran relevancia.

Perfectas para el marketing

Cualquiera que sea la opción seleccionada, puede modificarse tanto en el color, como en la impresión de un logo o en las imágenes para adaptarse a la imagen de la marca. Las bolsas de papel personalizadas son una forma económica de atraer potenciales clientes, cada bolsa con una marca visible o con un logo es una forma de promoción, además de afianzar la seriedad y la estabilidad de la marca

El packaging facilita la transmisión de los valores de una empresa, asociándose con sus colores e imagen, destacando con una presencia más fortalecida y con la tendencia que se quiere proyectar, ya sea como una marca elegante, creativa, divertida o seria.

La impresión de Murex es de alta calidad, sin elevar en exceso la inversión en los pedidos, lo que brinda un aporte muy significativo. En Murex cuentan con 80 medidas diferentes de tamaño, formas y tipos de asas. Las bolsas de papel son capaces de llevar productos de hasta 13 kilos.

Añadir estilo

El proceso de presentación de los productos implica cuidar los detalles. Las bobinas de papel celofán, papel de regalo o para envolver, además de resmas de papel de seda o manila, dan ese aspecto ideal o la protección que requiere el paquete antes de llegar a la mano del cliente.

Cada resma de papel seda o manila consta de 400 hojas de 62 x 86 cm  y se utilizan especialmente para envolver tejidos, objetos de decoración o brindar un acabado especial al paquete con la compra. El papel seda puede ser unicolor o con topos de varios colores a escoger.

Otra alternativa perfecta para personalizar aún más el empaquetado de productos, es ordenar la personalización de las bobinas de papel o resmas con los diseños de la empresa, así como con diferentes medidas y acabados. También pueden elegirse bobinas de papel o bolsas destinadas a diversos sectores comerciales, como farmacias, panaderías o restaurantes, entre otros.

Comentarios