viernes 7/8/20
SOLO MARCó UN GOL

Cristiano, el responsable de la eliminación lusa

El madridista lanzó una y otra vez contra el cuerpo de Dauda y disparó por encima de la portería desde la línea de gol

Cristiano se pasó el Mundial gesticulando. | GTRES
Cristiano se pasó el Mundial gesticulando. | GTRES

Estaba visto que no iba a ser el Mundial de Cristiano. Él mismo reconocía que su selección no podía ser favorita para ganar en Brasil y que la clasificación para octavos de final era prácticamente una utopía para su equipo. No llegó en un buen estado de forma y eso lo notó Portugal en los primeros encuentros.

Sin embargo, en el partido frente a Ghana, Cristiano no se escondió. El madridista sabía que era la única opción goleadora que le quedaba a su equipo, después del problema con el que se ha encontrado Paulo Bento en el delantero centro. Postiga y Almeida estaban lesionados y Éder fue un auténtico cero a la izquierda en los minutos en los que estuvo en el campo, hasta el punto de que su técnico decidió jugar sin punta en los últimos instantes, pese a necesitar un carrusel de goles.

No obstante, a Cristiano no le valió solo con las ganas. El Balón de Oro estuvo fallón hasta límites insospechados. Al empezar el partido, estrelló una pelota en el larguero, en una acción en la que ni siquiera quedó claro que quisiera buscar el disparo, pero ni en eso tuvo suerte Cristiano este jueves. En cualquier caso, lo peor llegó tras un centro medido de Joao Pereira, que el jugador blanco mandó al centro de la portería cuando lo tenía todo para superar a Dauda.

Pero ahí no terminó su tarde aciaga. En los últimos minutos, cuando la clasificación parecía una quimera, Cristiano tuvo las ocasiones suficientes para darle la vuelta a la situación con Ghana rendida. La primera la aprovechó porque Dauda se la dejó en bandeja de plata en una de las cantadas más ridículas de la historia de los Mundiales. Después, mandó por encima de la portería un balón que remató en el primer palo a medio metro de la línea de gol y se topó con el portero africano en dos manos a manos. El guardameta no hizo mucho por pararlas, pero CR7 disparó durante toda la tarde al muñeco.

Comentarios