jueves 2/12/21

La repetición de curso, un gasto ineficaz de 1.500 millones de euros al año

La repetición de curso en España, que casi triplica la tasa europea, conlleva un gasto anual de 1.485 millones de euros para las arcas públicas, una cuantía elevada que además sirve de poco para mejorar el rendimiento académico de la mayoría de estudiantes e incluso "empeora las cosas"

nina-estudiando
Imagen de archivo

En España repite curso cada año un 2 % del alumnado de Educación Primaria y más de un 8 % de Secundaria, es decir, unos 400.000 estudiantes, afirma en una entrevista con Efe Lucas Gortazar, asesor del Banco Mundial y coordinador de educación del Centro de Políticas Económicas de Esade, un laboratorio de ideas independiente.

Estos alumnos españoles no estarían repitiendo con esos mismos conocimientos en el sistema educativo francés o italiano, "pero nosotros les decimos: tú no vales", recalca el experto en educación, que es favorable a que esta medida sea excepcional, como prevé la última reforma educativa, la ley Celaá o Lomloe, aprobada en diciembre de 2020.

La semana pasada, el Ministerio de Educación cerró la consulta pública sobre el real decreto que regulará la evaluación, promoción y titulación, cuyo último borrador establece que los suspensos no sean el único criterio a la hora de permitir si un estudiante pasa de curso.

"Se está aplicando una medida que no solo no funciona sino que empeora las cosas y te cuesta mucho dinero. En la repetición hay un consenso científico brutal de que no funciona", añade el experto, que defiende la posibilidad de invertir esta cuantía en el apoyo necesario a los jóvenes con dificultades de aprendizaje.

En el medio plazo, añade, hay que pensar en consolidar un modelo de refuerzo "más ambicioso y estructurado del que tenemos encima de la mesa, hay margen de mejora en la mayoría de las comunidades autónomas".

Además, Gortazar considera que hay que focalizar en los primeros cursos de Educación Primaria, donde el niño adquiere la base: "Es súper importante afianzar competencias en esta etapa, porque luego la Educación Secundaria es una carrera de obstáculos".

Cuando a un niño se le obliga a mantenerse en el mismo curso recibe un "claro mensaje de que 'tú no vales para esto' y nadie le va a dar un reforzamiento o acompañamiento extra para recuperar. Hay alumnos en los que la repetición tiene un efecto motivador pero, en la práctica, en la mayoría de los casos no es así y esa es la realidad incontestable".

Respecto al argumento de caer en "el facilismo", Gortazar afirma que "obviamente" se está dejando pasar a un mayor número de chicos, pero "desde luego lo que estamos haciendo ahora logra avances mínimos".

En el curso 2018-19, el mayor porcentaje de alumnado repetidor en la enseñanza obligatoria se da en el primer curso de la ESO (9,3 %), según las estadísticas oficiales recogidas en la última edición del Sistema Estatal de Indicadores de la Educación (2021).

En Primaria, el porcentaje más alto de repetidores se da en el primer y segundo curso (2,8 %), seguido del sexto (2,4 %) y del cuarto curso (2,3 %), y en Secundaria, a continuación del primer curso, que presenta el ya mencionado mayor porcentaje, aparecen tercero (8,9 %), segundo (8,5 %), y cuarto (7,7 %).

Por otro lado, el asesor del Banco Mundial defiende mejorar el sistema de calificación actual de las notas porque no aporta una información de calidad. En su opinión sería mucho más útil si se acompañara del "por qué y cómo puedo mejorar algo que haya hecho mal. Hay un margen muy grande de seguir avanzando, sobre todo en la Educación Secundaria".

Para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, reducir la tasa de repetidores es una "asignatura pendiente" del sistema educativo español pues presenta una media de repetidores que casi triplica a la de la OCDE.

Según el informe PISA, tener una elevada tasa de repetidores también supone sufrir un alto coste social y económico para un país. EFE

Comentarios