jueves 1/10/20
DENUNCIA DE LOS TRABAJADORES

UGT aplica un ERE con las condiciones de la reforma laboral del PP

El despido colectivo afecta a más de la mitad de la plantilla de UGT FICA. Los empleados insisten en que las condiciones "maquillan" la reforma laboral del Gobierno de Rajoy aprobada en 2012

El edificio de UGT en Madrid
El edificio de UGT en Madrid.

Los trabajadores denuncian el ERE presentado por la dirección del sindicato UGT FICA -la federación estatal de Industria Construcción y Agro de UGT- que afecta a más de la mitad de su plantilla y que plantea unas condiciones que “maquillan” la reforma laboral del PP. En concreto, 25 días por año trabajado con un tope de 13 mensualidades como indemnización a los afectados por los despidos. El ERE perjudica a 110 trabajadores de un total de 208 repartidos en once centros de trabajo de la Federación en diez comunidades autónomas. Los trabajadores exigen a través de un comunicado la modificación de las condiciones del despido colectivo. Reclaman medidas “no traumáticas”, “dignas” y “negociadas” con los representantes de los trabajadores.

“El ERE presentado es una medida desproporcionada, que carga de forma traumática en los trabajadores la responsabilidad de la crisis económica por la que al parecer atraviesa la Organización, que nosotros no hemos provocado, y no busca medidas alternativas dirigidas a reducir el número de trabajadores afectados ni sustituir despidos traumáticos por las medidas alternativas que venimos exigiendo en todos los EREs que se producen en las empresas de todos nuestros sectores”, sostiene el escrito.

La asamblea de trabajadores insisten en que la dirección del sindicato propone aplicar las condiciones “más duras” de la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en el año 2012. “No ha ofrecido hasta ahora ningún tipo de medidas alternativas, como jubilaciones anticipadas, suspensiones temporales de empleo, bajas voluntarias incentivadas, u otras, que podrían mostrar alguna intención real de reducir al máximo la destrucción de empleo”, explican en el comunicado. A esta situación se suma que, según denuncian los trabajadores, la plantilla no ha cobrado el mes de agosto y se encuentra actualmente en “suspensión de sueldo”. Desconocen cuándo van a cobrar. “En cambio, los trabajadores, en una estrategia empresarial que no nos atrevemos a calificar, sí que hemos recibido vía e-mail la nómina del mes de agosto que deberíamos haber cobrado. Hasta la fecha, el único movimiento que ha efectuado la dirección del sindicato, y ha habido que esperar a la tercera reunión de negociación del expediente, que se inició el pasado 29 de agosto, ha sido el de maquillar la reforma laboral”, afirman en el escrito.

Por otro lado, los trabajadores también “cuestionan la legitimidad moral” del ERE anunciado por la dirección. Defienden que la organización sindical ha abanderado la lucha contra la reforma laboral del PP y que sin embargo ahora pretende aplicarla. “El despido se comunicó en pleno mes de julio, cuando muchos de los trabajadores afectados se encontraban de vacaciones. Un sindicato que alza la bandera de la lucha contra la Reforma Laboral no puede aplicarla como ni siquiera haría la más antisindical de las empresas”, añaden los trabajadores, que lamentan que la empresa siga “empeñada” en castigarles “con medidas que siempre ha condenado fuera. “Los trabajadores seguiremos adoptando y escalando aquellas medidas de presión que consideremos oportunas para desbloquear la sinrazón de la empresa”, concluyen.

Comentarios