miércoles 13.11.2019

Rajoy no es partidario de tocar los depósitos de los ahorradores

El presidente del Gobierno apela al "esfuerzo de todos" para que este asunto se "resuelva a la mayor celeridad posible"

Hace cinco días que conocimos el rescate aprobado por la Unión Europea para Chipre y el mensaje del Gobierno español a este respecto parece ser claro: no es partidario de que se toque los depósitos de los ahorradores. Así lo admitió este martes el ministros de Economía, Luis De Guindos, en los pasillos del Senado: "La defensa de los pequeños ahorradores es la posición que siempre ha defendido España, y este lunes especialmente, porque, de acuerdo con la normativa europea, los depósitos inferiores a 100.000 euros son sagrados". Y en términos similares se ha expresado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este miércoles en los pasillos del Congreso. "Es una situación compleja pero no soy partidario de que se toquen los depósitos de los ahorradores", ha sentenciado. "Allí el sistema financiero está en una situación pésima, necesita capitalizarse pero yo, desde luego, no soy partidario de que la gente  pierda sus propios depósitos porque no tiene ninguna responsabilidad en esta materia", ha explicado, apelando desde su posición al "esfuerzo de todos" para que este asunto se "resuelva a la mayor celeridad posible".

No obstante, al Ejecutivo español no le quedó más remedio que pasar por el aro el pasado viernes cuando se decidió el controvertido rescate; o así al menos se expresó De Guindos este martes. Preguntado sobre si está justificado realizar quitas en Chipre sobre los depósitos superiores a esa cuantía, De Guindos volvió a explicar que el caso de este país es "particular". "La solución del eurogrupo también tenía en cuenta esta situación y no es en absoluto generalizable para el resto de la UE", ha insistido. "Lo que se ha hecho es un reparto de la carga", se ha limitado a decir, para añadir: "Chipre necesita un rescate y es fundamental que su Parlamento tome una decisión al respecto".

Si esta decisión podría ser aplicada en alguna ocasión en España es una de las cuestiones que más preocupan a los ciudadanos españoles. Esta ha sido la última pregunta formulada al presidente en los pasillos del Parlamento pero no ha dado tiempo a ser contestada. El ministro de Economía, por su parte, sí ha negado que las turbulencias en los mercados vuelvan. "En absoluto", fue la respuesta de De Guindos a este respecto, según el cual, "más allá de las posibles turbulencias", los fundamentales de la economía son los que "van a regir los comportamientos de los mercados". De esta manera, el Ejecutivo español pretende calmar a los depositantes españoles.