martes 30/11/21

El Gobierno pacta solo con sindicatos el mecanismo de equidad de las pensiones

El Gobierno ha pactado con UGT y CCOO el nuevo mecanismo de equidad intergeneracional con una subida de 0,6 puntos en las cotizaciones sociales durante diez años con la que rellenar la "hucha de las pensiones" ante el incremento del gasto por la jubilación de la denominada generación del "baby boom"

pensiones

El acuerdo -del que se han descolgado esta mañana las patronales CEOE y Cepyme- supondrá la reactivación del fondo de reserva de la Seguridad Social, la denominada "hucha de las pensiones", donde ahora apenas quedan 2.000 millones y que al final del periodo podrá contar con 50.000 millones, ha explicado este lunes a los medios el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá.

Para rellenar este "colchón de seguridad" que permita hacer frente al incremento de gasto derivado de la jubilación de esa generación -los nacidos entre finales de la década de 1950 y mediados de la de 1970- el mecanismo contempla una aportación finalista entre 2023 y 2032 de 0,6 puntos porcentuales de la cotización por contingencias comunes que asumirán fundamentalmente las empresas.

La distribución de esta subida será a razón de 0,5 puntos de la de la empresa y 0,1 puntos de la aportación del trabajador, en el que ha sido el principal punto de ruptura con la patronal que se ha opuesto con dureza a un diseño que ha tachado de injusto e insuficiente para el fin que busca.

LA CEOE SE OPONE: "CARGA TODOS LOS ESFUERZOS SOBRE LOS TRABAJADORES"

"Aumentar las cotizaciones sociales y hacer que la mayor carga recaiga sobre las empresas tiene efectos negativos sobre el empleo y va en dirección contraria a lo que necesita el sistema público de pensiones", han informado las patronales en un comunicado tras concluir la reunión de esta mañana.

A esa reunión, el Gobierno había llevado una nueva propuesta que planteaba otro esquema de alza gradual de cotizaciones pero tras el rechazo de la patronal se ha vuelto a la última propuesta de elevar 0,6 puntos las cotizaciones aunque con un reparto, reclamado por los sindicatos, de 0,5 puntos para las empresas y 0,1 para trabajadores.

"La propuesta del Ejecutivo tiene poco de intergeneracional, ya que carga todos los esfuerzos sobre los trabajadores actuales y futuros, especialmente sobre los jóvenes", criticaba la patronal.

Escrivá ha ejemplificado que la subida supondrá para una base de cotización de 2.000 euros un incremento mensual "que no llega a 12 euros", 10 euros para la empresa y 2 euros para el trabajador.

El ministro ha lamentado que la CEOE no se haya sumado al acuerdo ni haya hecho propuestas y ha negado que esta subida de cotizaciones vaya a impactar en el empleo.

Según ha explicado el Gobierno, este mecanismo, que viene a sustituir al derogado factor de sostenibilidad de la reforma de 2013, actuará como "válvula de seguridad" del sistema "en el caso de que haya un desvío de la previsión de gasto en pensiones para 2050".

En el caso de que no se diera esa desviación, "no se aplicará ninguna medida y se planteará la utilización de los recursos del fondo de reserva para reducir las cotizaciones sociales o mejorar la cuantía de las pensiones".

SE ABRE LA PUERTA A PACTAR NUEVAS MEDIDAS SI RESULTA INSUFICIENTE

El mecanismo actuará si se aprecia en los Informes de Envejecimiento (Ageing Report) de la Comisión Europea una desviación del gasto y se podrá recurrir a ese fondo con un "límite de disposición anual del 0,2 % del producto interior bruto (PIB)".

Si la disposición de activos de este fondo no fuera suficiente, el Gobierno explica que negociará con los interlocutores sociales para su elevación al Pacto de Toledo "una propuesta que, de forma equilibrada, se dirija bien a reducir el porcentaje de gasto en pensiones en términos de PIB, bien a incrementar el tipo de cotización u otras fórmulas alternativas para aumentar los ingresos".

La concreción de este mecanismo era uno de los temas pendientes del acuerdo cerrado en julio sobre pensiones y que también debe concretar otros puntos como la equiparación de derechos de pensión de viudedad de parejas de hecho con matrimonio o en la cotización de los becarios.

Este mecanismo de equidad intergeneracional está llamado a hacer frente a un incremento futuro del gasto como consecuencia de la jubilación de la generación del "baby boom", los nacidos entre finales de la década de 1950 y mediados de la de 1970.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha valorado un acuerdo que supone "enviar al baúl de los recuerdo la reforma del PP".

"Conseguimos que las pensiones no se bajen y asegurar el futuro", ha subrayado Álvarez en declaraciones remitidas a los medios.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha subrayado que el mecanismo no se basa en los recortes, sino en los ingresos para recomponer "la caja de las pensiones".

"Es un éxito sindical", ha concluido Sordo. EFE

Comentarios