domingo 08.12.2019

El Gobierno estima en 60 millones el coste de la COP25 y un retorno de 100

La Cumbre del Clima (COP25) que se celebrará en Madrid entre el 2 y el 13 de diciembre costará unos 60 millones de euros y su impacto económico en toda la comunidad rondará los 100 millones, ha avanzado este martes la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera

El Gobierno estima en 60 millones el coste de la COP25 y un retorno de 100

En un encuentro con periodistas en la sede del Ministerio, Ribera ha matizado que se trata de "cifras abiertas", ya que hay una "indefinición" del coste total de la reunión.

No obstante, ha detallado que el presupuesto será sufragado por diferentes vías, como son las inversiones o desembolsos desarrollados previamente por Chile y trasladables a Madrid, otra parte cubierta por contribuciones internacionales que igualmente tenía programadas Chile y por nuevos patrocinios "asociados a la disminución del coste".

Para la ministra, la COP es una "oportunidad" para movilizar a la sociedad civil y para que España "redimensione lo que se entiende por progreso y desarrollo" y materialice la acción climática urgente que recoge el propio logotipo de la conferencia 'Time por Action' (Tiempo para la Acción).

"Hemos vivido de espaldas a los límites planetarios, pero los hemos identificado y los tenemos que abordar si queremos un futuro próspero para las generaciones venideras y tengo la convicción de que es el sentir de la gran mayoría de los españoles", ha dicho.

La ministra ha repasado los avances en la organización del evento y ha hecho especial hincapié en el llamado eje 'Castellana Verde', un espacio "versátil" que discurrirá entre Plaza de Castilla y la glorieta de Atocha y en el que "no habrá cortes de tráfico, sino que se aprovechará la capacidad de esta arteria principal como espacio de participación social".

Durante la intervención, Ribera ha hecho alusión al compromiso del Gobierno en funciones con los jóvenes, que "reclaman más justicia climática y cuyos mensajes se han materializado en la calle".

En este sentido, ha explicado que España y Chile trabajan conjuntamente para poder trasladar a Madrid la Conferencia de la Juventud, que estaba prevista en Valparaíso; "podrían venir unos 1.500 jóvenes y, aunque es independiente a la cumbre, hay mucho interés por parte del Gobierno en traerla a Madrid".

Ha valorado asimismo el trabajo del voluntariado y en este sentido ha informado de que el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid están impulsando una convocatoria llamada 'Voluntarios por Madrid', a la que ya se han sumado unas 1.400 personas.

Ribera ha recordado que está prevista la participación de más de 20.000 personas en esta cumbre, si bien la joven activista sueca Greta Thumberg aún no ha confirmado su asistencia "por las dificultades de la navegación por el Atlántico norte en esta época del año".

No obstante, "si no puede trasladarse a España, con mucho gusto le facilitaremos su participación en cualquiera de las sesiones en remoto", ha asegurado.

Tampoco ha desvelado detalles sobre la posible asistencia a la reunión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump; "habrá invitación para todos los que deseen participar", ha aseverado.

En cuanto a la decisión de que Chile conserve la Presidencia de la COP, Teresa Ribera ha subrayado que "era fundamental respetar aquello que establece como regla general la ONU" y para España "era capital no competir con una Presidencia que en esta edición le tocaba asumir a América Latina, no a Europa".

"No se trata de una competición de protagonismo, podemos darnos por satisfechos de celebrar la cumbre en España en un año particularmente convulso en materia de clima, es un honor y en sí mismo una gran responsabilidad", ha explicado.

A este respecto, ha recordado que la relación entre los equipos chileno y español es "muy intensa y constante" y ha asegurado que conversa "a diario" con su homóloga chilena para abordar con éxito las tareas.

Para la ministra, esta cumbre "supone el inicio del cambio de ciclo en el trabajo de Naciones Unidas (...) se ha cerrado el libro de reglas del Acuerdo de París y es momento de dar respuesta a la petición de la calle". 

Comentarios