domingo 24/1/21
La peor producción europea en 50 años

El clima amenaza al vino europeo

Los productores de vino advierten que la producción caerá después de que Italia, Francia y España sufrieran duros fenómenos meteorológicos en 2017. El vino español será escaso y caro, pero de buena calidad

El clima amenaza al vino europeo.
El clima amenaza al vino europeo.

Habrá que hacerse con una bodega, convenientemente aclimatada. Ya no es suficiente con esa modesta nevera acondicionada de la que Usted dispone. La producción mundial de vino va a caer a su más bajo nivel en cincuenta años.

Si no tiene una bodega, es hora de conseguir una y comenzar a acumular, porque la producción mundial de vino debe caer a su nivel más bajo en más de 50 años.

El martes 24, durante la rueda de prensa que se llevó a cabo en la sede de la Organización Internacionalde la Viña y el Vino (OIV), su director general de la Jean-Marie Aurand, presentó los primeros datos sobre la producción vitícola mundial en 2017.

La producción mundial de vino, excluidos zumos y mostos, que alcanzaría los 246,7 Millones de Hectolitros, con una disminución de más del 8 % con respecto a 2016, es una de las más bajas de las últimas décadas. Un descenso consecuencia del las condiciones climáticas irregulares que afectaron a los principales países productores, especialmente en Europa.

El pronóstico del grupo internacional de productores predice la peor cosecha mundial desde 1961. Un hectolitro es el equivalente a 133 botellas de vino estándar, por lo que la caída en la producción prevista equivale a tres mil millones de botellas menos que en 2016.

Italia, Francia y España han sufrido especialmente una mala cosecha. Los consumidores de chianti y prosecco tienen malas noticias por delante. Italia tiene el peor comportamiento de los tres grandes productores. Se predice que su producción descenderá un 23% a 39,3 millones de hectolitros este año. Sus viñedos han sufrido temperaturas de más de 40 ° C en una ola de calor que llamaron “Lucifer”. Importantes regiones de cultivo como Toscana, Sicilia, Puglia y Umbría se encuentran entre los afectados por las altas temperaturas.

Tampoco le ha ido mejor al vino francés. con una caída del 19% en la producción;  en España la reducción será de un 15% a 33,5 millones de hectolitros.

Este descenso se registró también en los principales países de la Unión Europea. Alemania (–10 % con respecto a 2016) y Grecia (2,5 Mill. hL, –10 % con respecto a 2016)

Por el contrario, Portugal, Rumanía Hungría y Austria son los únicos países que registraron un incremento con relación a 2016, recuperándose de dos malas cosechas.

España poco vino y muy caro, aunque bueno

La de 2017 será recordada como una añada difícil. Las heladas que se produjeron a finales de abril y comienzos de mayo, el granizo caído en varias regiones cuando las uvas ya habían comenzado a brotar, y la sequía que nos ha acompañado a lo largo del verano, han sido factores naturales que, sin duda, condicionarán el resultado de los vinos de este ejercicio.

Muchas bodegas se han visto obligadas a adelantar sus vendimias entre 15 y 30 días respecto a sus fechas habituales. Otra de las consecuencias de la climatología compleja de esta añada ha sido la disminución de los rendimientos de los viñedos. La citada caída media de un 15% en España se acompaña de brutales descensos en algunas denominaciones.

Regiones como Ribera del Duero, Rioja Alta, Cigales, Navarra, Rueda, Toro, Bierzo y Galicia han visto como su producción se ha mermado entre un 40 y un 60%, con viticultores que han llegado a perder incluso la práctica totalidad de su cosecha.

El resultado es que los productores creen que los precios se dispararán, llegándose a multiplicar por dos el kilo de uva en zonas como La Rioja o Ribera de Duero.

Comentarios