martes 07.04.2020
Alrededor de 160.000 pequeños accionistas pierden su inversión

Accionistas y acreedores: balance de daños en el Popular

Todo el capital del Banco Popular y 2.034 millones de deudas se volatilizan. Pequeños accionistas, acreedores y grandes inversores – algunos irán a la quiebra- pillados en la caída de lo que fue uno de los grandes

Saracho ha sido un efímero presidente del Popular, destituido por Patricia Botín este miércoles. | ED
Saracho ha sido un efímero presidente del Popular, destituido por Patricia Botín este miércoles. | ED

La resolución del Banco Popular y subsiguiente venta simbólica al Santander supone que "los titulares de las acciones de Popular, los de instrumentos de capital adicional de nivel 1 y de nivel 2 deberán asumir las pérdidas generadas en la entidad puestas de manifiesto tanto en la valoración económica negativa de la misma como en el precio ofrecido en el marco de la implementación del instrumento de venta de la entidad, mediante un proceso competitivo transparente y no discriminatorio".

Estos son los damnificados.

En la información al accionista, el Popular reconocía a finales del anterior trimestre, 305.152 accionistas, El año anterior se reconocía que el 62% del total poseían menos de 1.000 acciones cada uno, totalizando el 2,1% del capital del Banco adquirido este miércoles por el Santander.  Ciertamente, estas cifras no actualizadas corresponden con 2015, son solo indicativas, no recogen la evolución del accionariado en la convulsión de los últimos días, pero sí indican que llegaron a tener, tras la ampliación de 2016, casi 200 millones de euros invertidos que hoy se pierden.

Obviamente, las mayores pérdidas se concentrarán en los grandes accionistas: 126 accionistas, concentraban el 62% del capital del Banco y 4 de ellos controlaban el 20,85%, que serán los máximos afectados por la resolución y venta testimonial al Santander.

Se trata, en primer lugar de Sindicatura de Accionistas, Integrada pos La sociedad de gestión inmobiliaria y la Unión Europea de Inversiones reúne el 9,5% del capital. Es bastante probable que ambas entidades entren en quiebra. Unión Europea de Inversiones es la entidad que reúne a las familias tradicionales y organizaciones religiosas, vinculadas al Opus Dei.

Los inversores mexicanos – La familia del Valle- disponían de un 4.13% del capital del Banco. Del Valle, enfrentado a Ron y Saracho, no ha dejado de mantener tensión ante las distintas estrategias que se adoptaban en el banco, deseando una integración con el Sabadell. En la ampliación llegaron a invertir 450 millones en el Popular. A los mexicanos se ha vinculado una inversión de la familia chilena Luksic que perdería unos 90 millones de euros.

Crédit Mutuel era el siguiente accionista de relevancia con un 3,95% del capital. No obstante, antes de la crisis había abandonado el Consejo, lo que puede haber supuesto que había vendido las acciones que guardaba, aunque esta venta no se había comunicado (disponía de seis días para ello) a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por último, la aseguradora Allianz será la siguiente perjudicada: tenía un 3,5% del Banco. Además, se verá afectada por la conversión en acciones sin valor de sus inversiones en híbridos y deuda subordinada.

Blackrock llegó a mantener un 4,094%, pero anunció –como corresponde a su comportamiento bajista- una reducción de su participación en el banco durante los días más críticos. Es probable que sea uno de los que ha ganado dinero en la crisis del Popular.

Los acreedores lo pierden todo

Había acreedores por valor de 2.034 millones. Los bonos convertibles (cocos), 1.250 millones de euros que emitió en 2013 (500 millones) y 2015 (750) se transforman en acciones que no valen nada. A este importe se suman casi otros 100 millones de euros de otros instrumentos. La deuda subordinada por un total de 684 millones, entre ella la que emitió en 2011 para minoristas por un total de 450 millones también se transformará en acciones que tampoco valen nada.

El principal tenedor de estos títulos es Pimco, con un 17,5% de la primera emisión y un 26% de la segunda, según informa Bloomberg. Es decir, más de 200 millones de euros. La firma pertenece al grupo asegurador alemán Allianz, que a su vez es socio de Popular en la gestora Allianz Popular (49% de la aseguradora y 51% del banco), que también está sufriendo la crisis de la entidad que hasta este miércoles presidió Saracho en forma de reembolsos (546 millones entre enero y abril).

Por su parte, BlackRock tiene bonos por valor de 51 millones de euros, Lortt Abbec alcanza los 32 millones y Aviva los 4,7 millones. También aparecen entre los acreedores, con menores cuantías, Royal Bank of Canada, Unicrédito, Urquijo u Omega Capital, firma que gestiona las inversiones de Alicia Koplovitz con la sicav Morinvest.

Comentarios