lunes 28/9/20

Víctor Sandoval, "enterrador" a la fuga

Víctor Sandoval, "enterrador" a la fuga
Víctor Sandoval, "enterrador" a la fuga

Entró como una auténtica locaza, subido en una carroza propia del orgullo gay, y 24 horas después está en supuesto paradero desconocido. Él no ha necesitado que le trajeran la maleta, como pedía una y otra vez Lucía Etxebarría, sino que ha cogido su petate y se ha marchado fuera del campamento, a perderse por la Sierra de Gredos. El show debe continuar y el chico está entregado a la causa.

¿Alguien se puede creer que una persona diga que se va del "Campamento de verano" de Telecinco y nadie sepa dónde está? ¿Nadie está preocupado en la cadena para no haber llamado a la Guardia Civil para que le busque? Da igual, nos lo creemos señor Vasile y seguiremos festejando las gestas de un programa que va a batir todos los registros de ordinariez y estupidez conocidos hasta la fecha en televisión.

El que fuera presentador del "Aquí hay tomate", que sigue viviendo todavía de aquel espacio y de haberse plegado a airear sus trapos sucios conyugales para poder volver a TV, no tardó diez minutos en intercambiar fluidos salivales con Jeyko, otra locaza disfrazada de moderno, y apenas unas horas en llevárselo a su cabaña para darse un banquete de tres platos, tras el aperitivo de chuparle los pezones que hizo unos instantes antes de cara a las cámaras.

Al día siguiente, utilizaba de nuevo aquellas para decir que se iba a ir porque no soportaba a Karmele Marchante y a Mónica Pont (¡Y quién sí!), las cuales, según él, debían estar "muertas y enterradas". El chico, como si fuera Jason en el campamento de "Viernes 13", aseguraba que se conocía y que no sabía qué podía pasar ahí si continuaba a su lado.

De ahí al monte, como los maquis o El Lute, pero no en busca y captura. ¿Realmente alguien en su sano juicio se puede creer esta historia? El trato de tontos que nos dan a veces a los telespectadores debería ser motivo suficiente como para querellarse contra esa cadena. Pero de verdad, no de boquilla como hacen una y otra vez todos los que salen en ella.