domingo 5/12/21
La locura de montar una obra de teatro y no morir en el intento.

Mañana, mañana y mañana.

Marián Zapico vuelve al Teatro Lara con una obra de María Inés González y Migue Ángel Cárcano.
Mañana y mañ copia

Antonio, un actor devenido a director, intenta recobrar su pasado de joven promesa de las artes escénicas dirigiendo una versión de Macbeth ambientada en un manicomio. Para ello recurre a tres actores que interpretarán los personajes de Shakespeare en su peculiar versión: Marcos, un galán de televisión que busca demostrar que es un actor serio, Miranda, una diva del escenario a quien todos admiran, y Fernando, un temperamental actor del método, del método propio. Durante los días de ensayo, se pondrán en evidencia las personalidades de cada uno de ellos que conviven sobre la delicada línea que separa la comedia de la tragedia. A los desafíos de montar una producción teatral, incluyendo subvenciones que no llegan, búsqueda de personajes y una fecha de estreno inminente, se suman los egos que se enfrentan, y la locura de director y actores, que supera la de los personajes. La tragedia de Macbeth y las situaciones absurdas de la particular compañía que intenta ponerla en pie, dará lugar a frustración, dolor, violencia y todos esos elementos que hacen a la comedia que surge de las miserias ajenas.

La inmortal tragedia de Shakespeare sobre como el ansia desmedida de poder lleva al asesinato y la locura ha sido representada infinidad de veces en teatro. No hay un momento de la historia en el que no haya estado en cartel en algún lugar del mundo. A la vez, ha sido adaptada varias veces al cine y televisión, y se ha versionado en otros formatos de literatura, como la novela. Es una obra maldita, que los actores supersticiosos no nombran en voz alta, a la que se refieren como "la obra escocesa". En ella conviven batallas, brujería, traición, disputas conyugales y todo tipo de pasiones del ser humano. No es casual que los personajes de Mañana y mañana y mañana se encuentren inmersos en una adaptación de Macbeth. Para ir más allá, una adaptación en la que Macbeth es un loco confinado en un manicomio. La locura de Macbeth no es más que una vuelta de tuerca más sobre la locura de los actores durante el proceso creativo, cada uno preso de sus propios demonios.

Comentarios