lunes 30.03.2020

Ágatha Ruiz de la Prada: Al mal tiempo... Flúor

Una propuesta con un marcado carácter setentero ha hecho las delicias de los asistentes

La diseñadora más original de la moda española ha vuelto a teñir la pasarela de esta edición de Mercedes Benz Fashion Week con una gama cromática divertida y refrescante, demostrando una vez más que el frío no tiene por qué suponer renunciar al color. Una propuesta con un marcado carácter setentero que ha hecho las delicias de los asistentes.

Los grandes clásicos de la temporada invernal como los jerséis de punto o los abrigos de piel se han readaptado, introduciéndose en el universo colorista de Ágatha. Los vestidos, muchos de ellos con baberos se combinaban con medias tupidas con una pierna de cada color o con originales leggings de ochos.

El espíritu de los años 70 ha vuelto de la mano de monos de viscosa con pata de elefante, despidiéndose así de los tan manidos pitillos, o kimonos multicolor con grandes cinturiones para marcar la silueta.

Las bufandas han sido el complemento fetiche, tanto lisas como con forma de los míticos corazones. Para los complementos, bolsos de PVC con el interior al descubierto y zapatos de charol bicolor con tacón alto muy ancho o cuñas para el día a día.

Los corazones, ineludible detalle para la diseñadora han cobrado forma de originales calientamanos.

La explosión de color ha llegado con su propuesta de largo en la que la gama cromática flúor ha salido a la lúz. Amarillo fosforito o naranja en vestidos con tiras infinitas a modo de llamaradas iluminaron la pasarela que se movía a ritmo de música disco. Los vestidos cortos tenían motivos traseros en la espalda a modo de coraza, haciendo un divertido efecto visual a modo de halo.

loading...