miércoles 16/6/21

Bitcoin para el pago de compras internacionales

bitcoin

Comprar en tiendas  del extranjero suele ser más rentable  porque  hay empresas que ofrecen precios muy competitivos que son perfectos, en especial para revendedores. Sin embargo, al realizar importaciones  a través de la banca  tradicional,  deben cumplirse una cantidad de complejos requisitos y prepararse ante cualquier  vaivén del mercado cambiario que pueda afectar la transacción de pago.

 Estos protocolos comerciales previos  suelen ser bastante engorrosos, lentos (pueden demorar hasta 5 días en finalizar  la transferencia) y  peor aún, bien costosos (las comisiones de pueden llegar hasta un 7% sobre el monto total del trámite).

Los bancos locales deben solicitar permisos a la banca norteamericana para que autorice el trámite  y libere los dólares destinados a la compra empleando el -cada vez más  anticuado- sistema SWIFT. Luego  siguen las gestiones de  verificación de recepción del pago, que no están libres de papeleos y demoras.

La alternativa amigable al realizar compras internacionales son las criptomonedas. Cada día que pasa las criptomonedas van ganando terreno en cuanto a popularidad y aceptación como forma de pago en muchas  páginas on line, también en tiendas físicas de muchos países.

 Monedas digitales como Bitcoin, por su confiabilidad y transparencia, están entre las favoritas para realizar compras internacionales, la razón es sencilla: las operaciones comerciales se realizan de forma  confiable, rápida (cuestión de minutos) y a un precio de comisión casi irrisorio (0,37%)

Uno de los puntos fuertes que respaldan el Bitcoin Profit en el mercado internacional, es  la tecnología que impulsa su funcionamiento, la llamada cadena de bloques o Blockchain. Este mecanismo electrónico que sustenta todo el universo Bitcoin,  garantiza la transparencia, seguridad y auditabilidad de la transacción comercial, desde que se inicia  con el pago del comprador, hasta que finaliza   con el  depósito en la cuenta del  destinatario o vendedor.

La banca tradicional no ofrece ninguna de estas bondades. Al hacer la compra internacional se realizan varios traspasos que el cliente desconoce  e intervienen varios actores en el proceso, cada uno de los cuales recibe su porcentaje correspondiente, lo cual encarece los costos operativos

Otro de los escenarios en los que las criptomonedas son una estupenda opción, es para aquellas economías con escenarios irregulares: inflación,  hiperinflación, bloqueos internacionales, medidas coercitivas unilaterales. Las criptomonedas, al estar al margen de la banca tradicional, no son  afectadas por restricciones  internacionales, solo se apegan a sus normativas y estatutos internos.

En algunos países que cuentan con una cultura de uso de criptomonedas más consolidada, existen empresas especialistas en comercio internacional a través de criptomonedas. Estas gestoras realizan una labor no solo de asesoría comercial, sino también formativa, ya que capacitan a los encargados de la empresa para el uso de las plataformas Bitcoin, que comprendan todo el proceso e indicadores presentes en  la operación y además  despejen las dudas que puedan ir surgiendo. Además de esto, muchas gestoras ofrecen el servicio de postventa, para hacer el seguimiento y garantizar que la operación tenga un óptimo final.   

En el caso de las compras de personas particulares en el exterior, Bitcoin también representa una vía más directa, segura, rápida y económica de efectuar sus adquisiciones. Hay muchos tutoriales que explican en paso a paso para iniciarse en el uso del Bitcoin, compra venta y transacciones comerciales. Su uso no es nada complicado, es solo cuestión de familiarizarse y comprender el funcionamiento de la dinámica  de la criptomoneda.

Los beneficios de hacer las compras fuera utilizando Bitcoin, saltan a la vista, y lo mejor de todo es que siempre será más económico que las plataformas de dólares digitales  como Paypal, quienes por cierto ya han anunciado la inclusión de Bitcoin como moneda  en su sistema.

La ventaja es que cada vez se va ampliando más la cantidad de países favorables al uso de Bitcoin y otras monedas digitales, por lo que no resulta especulativo afirmar que el universo cripto llegó para quedarse.

Comentarios