lunes 29/11/21

La revista Diez Minutos, que este año cumple su 75 aniversario, publica unas declaraciones exclusivas de Iker Casillas en las que el ex portero se abre como nunca lo ha hecho antes y habla sobre cómo se siente en este momento.

Jordi Martín, amigo de Iker y colaborador de Diez Minutos, mantuvo una conversación sincera con el ex futbolista hace unos días que nos muestra a un Iker abatido, exhausto y cansado de los dimes y diretes sobre su persona, razón por la cual ha decidido hablar sobre cómo se siente, desde el corazón. “Las personas piensan que nosotros estamos hechos de piedra y que no nos afectan las cosas, pero llevo muchas cargas encima a nivel familiar. Desde hace muchos años. Estoy necesitado ayuda de gente profesional, donde he acudido y donde me han estado dando consejos, formas de poder actuar, mi vida es hoy, hoy lunes 7 de junio, Jordi, y mañana no sé dónde voy a estar” asegura Iker.

A Iker los rumores le dan igual, sólo tiene una prioridad en su vida: “Estoy muy cansado de todo y he decidido abrirme contigo, aunque esta conversación puedas enseñarla, no me importa, estoy agotado física y mentalmente. Yo sé lo que he hecho y he dejado de hacer en toda mi vida, soy un ser humano y me he podido equivocar en cosas, pero hay dos cosas que no he hecho en toda mi vida: una es robar y otra es matar. Todo lo demás me da igual, cada uno que hable o diga lo que le dé la real gana”.

Es consciente de que su trabajo como director general de la Fundación del Real Madrid, le mantendrá en el foco mediático pero añade, “por suerte o por desgracia, las personas que me han hecho daño pagarán cuando llegue el momento, soy un tío con mucha paciencia y por suerte esto en una posición económica estable y puesto esperar, me da igual que las cosas tarden un año, dos años para resolverse. ¡Mientras los peques estén bien y yo esté bien de salud, lo demás me la bufa!”, exclama el futbolista con rotundidad.

A pesar de los sinsabores de los últimos tiempos, su situación familiar es tranquila y su relación con Sara Carbonero, tras la separación que ha transcurrido de forma tranquila, es muy cordial.

Comentarios