lunes 21.10.2019
'PúNICA': "NOS VEMOS DONDE SIEMPRE"

El lujoso hotel donde se citaban Granados y Eduardo Inda

El sumario de la 'Operación Púnica' revela toda una red de relaciones tejida en torno a los líderes de la trama. Francisco Granados tenía un lugar de encuentro con el periodista Eduardo Inda, un lujosísimo hotel del centro de Madrid

Uno de los salones del lujoso hotel Santo Mauro, de Madrid.
Uno de los salones del lujoso hotel Santo Mauro, de Madrid.

Francisco Granados, cerebro de la trama Púnica y exconsjero de Justicia e Interior de Madrid, le tenía querencia al barrio de Génova, donde está la sede del PP. El sumario recién desvelado sobre esta trama de corrupción ha revelado los encuentros habituales entre Granados y el periodista Eduardo Inda. En las grabaciones se les oye quedar "donde siempre". El lugar de los encuentros, según ha podido saber EstrellaDigital.es, era el lujoso Hotel Santo Mauro, a pocas manzanas de la calle Génova.

Se trata de un establecimiento de cinco estrellas, de los más lujosos de la ciudad de Madrid, situado en la calle Zurbano y perteneciente a la cadena AC, que fudó el empresario Antonio Catalán. En el mismo hay un discreto pero elegantísimo bar, donde, entre alfombras mullidas y bellos cortinajes, tenían lugar los encuentros entre el político y el periodista.

Accidentalmente –porque no se investigaba eso– Granados se desvela en las llamadas intervenidas por la UCO y que se reflejan en el sumario, como el gran filtrador sobre noticias contrarias al entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. La investigación sobre su controvertido ático en Estepona era "lo de siempre". González y Granados siempre fueron enemigos irreconciliables, primero en disputa por el favor de Esperanza Aguirre, después por el delfinazgo y finalmente a cuenta de sus presuntos negocios.

Francisco Granados, natural y exalcalde de Valdemoro, tiene gusto por el barrio de Justicia, uno de los más elegantes de la capital, donde era frecuente verlo solo o en compañía de diversas personas que hoy aparecen en el sumario de la 'Operación Púnica'. Curiosamente bordeando la sede del PP en la calle Génova, pero sin entrar en ella. Así eran sus recorridos entre la casa de una amiga íntima, la sede y plató del Grupo Intereconomía y el mismo hotel Santo Mauro, del que gustaba de la discreción y elegancia del bar, donde se puede picar entre horas por un precio medio de 40 euros por persona.

Comentarios