miércoles 16.10.2019
EN PLENA CRISIS TERRORISTA

El director del CNI, atrapado en el caos de los avisos de bomba de Madrid

El general Félix Sanz y su coche oficial cayeron en la trampa que ayer supuso el tráfico en Madrid por los avisos de bomba. El jefe de la inteligencia del país estaba a pocos metros de Nuevos Ministerios cuando la Policía cortó toda la zona y allí quedó atrapado, junto a cientos de madrileños. Los rotativos policiales lo sacaron del apuro.

Corte de tráfico en la estación de Nuevos Ministerios. | Estrella Digital
Corte de tráfico en la estación de Nuevos Ministerios. | Estrella Digital

Madrid vivió ayer una tarde caótica entre avisos de bomba en Nuevos Ministerio o en Barajas, que obligaron ala Policía a cortar incluso el Paseo de la castellana. Uno de los que se vieron atrapados en el caos circulatorio fue el director del CNI, Félix Sanz Roldán, en su vehículo oficial con escolta.


El general Sanz Roldán se dirigía a la firma del libro de conslencias en la residencia oficial del Embajador de Francia en España, situada en la intersección entre la calle Serrano y María de Molina. Justo en medio del gran atasco que los cortes de calles por avisos de bomba había provocado. El director del CNI se dirigía a Serrano desde la sede de la inteligencia española (situada en los primeros kilómetros de la A-6) en su vehículo oficial, un BMW de la serie 7 de color azul oscuro. Detrás de él circulaba el habitual coche de escolta que corresponde a las alta responsabilidades del general Sanz.


A pesar de lo apurado de la situación, el vehículo del director del CNI solo puso en marcha los rotativos policiales para abrirse paso de manera muy discreta y puntual, para no levantar la alarma entre los atascados conductores madrileños, que apenas se percataron de la presencia de una de las personas claves de la seguridad nacional a dos pasos de donde había un aviso de bomba.

Comentarios