jueves 09.07.2020

Foster Swiss y la Embajada de Rumania en España, para el desarrollo de proyecto de transferencia de remesas

La consultora Foster Swiss, especializada en procesamiento de pago electrónico y en implementación de proyectos con tecnología blockchain, ha invitado al Ministro consejero de la Embajada de Rumanía en España, Gabriel Buzea, a sus oficinas centrales en Madrid, dentro del marco de relaciones comerciales entre el departamento de inversión extranjera de Rumania y la consultora, para la investigación y desarrollo de una solución en materia de PCI-DSS y envío de dinero entre ambos países

La consultora Foster Swiss, especializada en procesamiento de pago electrónico y en implementación de proyectos con tecnología blockchain, ha invitado al Ministro consejero de la Embajada de Rumanía en España, Gabriel Buzea, a sus oficinas centrales en Madrid, dentro del marco de relaciones comerciales entre el departamento de inversión extranjera de Rumania y la consultora, para la investigación y desarrollo de una solución en materia de PCI-DSS y envío de dinero entre ambos países.

Para que las transferencias bancarias funcionen, en especial, las internacionales, dos bancos deben tener un acuerdo comercial mutuo. De esta manera, cuando hacemos una transferencia internacional, se pasa por una cadena de tratos personales, es decir, si queremos mandar dinero a China irá pasando por diversos bancos de todo el mundo, hasta llegar al país de destino, un proceso nada eficiente y costoso.

Las remesas conformaban un mercado de 582 mil millones de dólares en 2014, según el Banco Mundial, la mayor parte dominada por transferencias desde los países desarrollados a aquellos en desarrollo. En 2014, China recibió 64.000 millones de dólares a través de remesas y la India 71.000 millones. Filipinas por su parte recibió 25 mil millones de dólares, México 22 mil millones, Nigeria 21 mil millones, Egipto 17 mil millones y Vietnam 11 mil millones en 2013.

Para 2016, esta institución estima que el flujo de remesas mundial alcanzará los 636.000 millones de dólares para final de año. Hasta ahora la mayoría de las transacciones se realizan a través de las redes que requieren presencia física en algún punto; en 2014 sólo el 5% fueron transacciones digitales. Estas redes como Western Union o MoneyGram cobran tarifas altas para financiar su profunda presencia local en todo el mundo. Una transferencia típica dinero tiene una comisión de hasta 10% de monto total. Siendo un proceso, además de caro, dependiente de previos acuerdos entre los bancos.

De ahí que mediante tecnología blockchain, las criptomonedas se muestren como las mejores alternativas en el envío de remesas dadas sus bajas comisiones derivadas de la ausencia de intermediarios, lo que supone transferir dinero a un reducido coste de transacción.

Gracias a la tecnología blockchain y a la aparición de criptomonedas como Bitcoin o Utility Settlement Coin, este proyecto facilitará la transferencia de remesas entre ambos países, España y Rumanía, a un menor costo y tiempo, mediante una DNC, una red descentralizada de intercambio.

Utility Settlement Coin es una criptomoneda o moneda digital, es decir, está hecha para internet, y lo que le diferencia de las monedas convencionales es su carácter descentralizado, lo que significa que no hay bancos que controlen, lo que supone que se puedan adquirir bienes y servicios con ella desde y hacia cualquier parte del mundo en cuestión de minutos y de comisiones muy bajas.

Se trata del componente fundamental para abrir un nuevo mundo en las transacciones financieras, nuevas monedas, sin un control centralizado, confiable por su matemática y abiertas a todos y con la posibilidad de ser modificadas para cambiar su economía. Apunta a facilitar un nuevo modelo para el dinero digital de los bancos centrales y a convertirse en un inesperado competidor para el sistema SWIFT.

¿Cómo funcionará?
La premisa fundamental para poder acceder a esta criptomoneda es disponer de una billetera electrónica, una llave criptográfica pública y una privada que contiene el número de cuenta y contraseña. El número de cuenta es el que se puede hacer público y será la dirección a la que se envía el dinero y la contraseña debe ser privada, solo del cliente. El envío puede hacerse entre particulares sin necesidad de ninguna plataforma.

De esta forma, para hacer transferencias no se requiere de acuerdos previos entre intermediarios, ya que este sistema se asemeja al envío y recepción de correos electrónicos. Toda una oportunidad para el usuario, ya que no depende de terceros. En un mundo tan globalizado y regulado como el actual, estamos acostumbrados a depender de los banco y de que ellos respondan por nuestros errores y esa dependencia genera altas tasas de interés, tarifas por transacciones y provoca que el banco sea realmente dueño de su dinero.

En cambio, mediante el uso de tecnología blockchain y de criptomonedas, usted es dueño de su dinero y responsable de ello, manteniendo la total independencia frente a bancos y otras entidades financieras.

La criptomoneda Utility Settlement Coin fue un proyecto lanzado en septiembre de 2015 por UBS y Clearmatics, para investigar los posibles beneficios para ganar en eficiencia, mejorar las liquidaciones y reducir el riesgo sistémico en los mercados financieros globales.

Posible rival para el sistema SWIFT
El sistema financiero internacional invierte mucho dinero en realizar transferencias internacionales entre entidades, ya que la seguridad está en juego. El modelo más común para realizar estas transferencias es SWIFT, una red internacional entre bancos para el envío de mensajes seguros y estandarizados, sin embargo, algo obsoleto.

Con la introducción de nuevas tecnologías financieras, como blockchain y la aparición de criptomonedas, se ha abierto hueco para competidores de este tradicional sistema utilizado por los bancos. Por lo que blockchain combinado con Utility Settlement Coin, podría convertirse en una alternativa al sistema SWIFT en cuestión de remesas de dinero, ya que cuenta con todos los ingredientes para serlo: sistema muy seguro, económico y rápido.

Comentarios