miércoles 11.12.2019
Llamado Cheese Louise

De un 'Comuta-Car' al ratón de ordenador más grande del mundo

La YouTuber Simone Giertz ha presentado su nuevo proyecto en el que ha convertido su vehículo eléctrico de los años 70's en una de las piezas más importantes de los ordenadores

“Cheese Louise”, el ratón más grande del mundo.
“Cheese Louise”, el ratón más grande del mundo.

La inventora sueca Simone Giertz, apasionada de la robótica y de la creación ingeniosa ha dado un salto a la fama por sus invenciones caracterizadas de originales y 'alocadas'. En su último proyecto ha contado con la colaboración de William Osman, compañero de profesión, y que ha aportado sus ideas ante la creación del ratón más grande del mundo. ESte planteamiento ha sido posible tras transformar su 'Comuta-Car', -vehículo eléctrico de los años 70-, en uno de los elementos principales para manejar un ordenador.

A pesar de que a simple vista parece un invento imposible, ella lo ha hecho realidad aunque su rendimiento no sea del todo bueno. Debido a su forma, parecida a un pedazo de queso, lo ha llamado “Cheese Louise” y contiene el funcionamiento del ratón de ordenador en el claxon. Con tan solo pulsarlo se puede conseguir ese 'clic' tan esperado.

Aunque la idea vino de la mano de la YouTuber, no hubiera sido posible llevarlo a cabo sin los conocimientos de William Osman. El inventor fue quien hizo las labores más sacrificadas al modificar un ratón PS/2 genérico con una nueva lente y programar un Arduino Pro Micro para que actuase como controlador. Debido a que el ratón solo registraría en un inicio los movimientos verticales y horizontales, necesitó de la incorporación de un magnetómetro.

La originalidad ha vuelto a primar en este experimento ideado por Simone Giertz ya que al conducir este vehículo eléctrico también se puede dibujar una imagen en la pantalla del ordenador. Eso sí, a pesar del esfuerzo que supone crear este tipo de invenciones, el resultado no ha logrado cumplir sus expectativas ya que el plan de crear una especie de retrato en Photoshop se transformó tan solo en la idea de dibujar un triángulo de color amarillo.

La idea de resolver cuestiones de la vida cotidiana de la forma más original y divertida posible ha resultado ser la clave del éxito de Simone Giertz aunque sus proyectos siempre suelen ser un auténtico desastre. Muestra de ello es el despertador que levanta de la cama a golpes, la cortadora de verduras que se lleva por delante todo lo que toca, el pintalabios manoslibres, robots para tomar el desayuno, entre muchos otros.

Comentarios