viernes 16/4/21

Estrella Digital

¿Qué es la congestión nasal y cómo podemos prevenirla?

El no poder respirar bien es uno de los principales síntomas de muchas enfermedades, uno de los más molestos. En esas situaciones es normal buscar cómo descongestionar la nariz, puesto que no es una sensación agradable

descongestionar la nariz

Esta sensación es aún más molesta por la noche, tanto que incluso nos impide dormir. Vamos a ver por qué se produce, con qué enfermedades aparece y qué podemos hacer para prevenirla.

¿Qué es lo que provoca la congestión nasal?

Todos pensamos que la congestión nasal la producen los mocos, pero la realidad es que no es así. Solo tenemos que pensar que en ocasiones podemos tener la nariz taponada sin mucosidad, sin mucosidad excesiva o con una mucosidad muy fluida.

En realidad, la causa de esta molestia que nos impide respirar con comodidad es la dilatación de los vasos sanguíneos de la nariz. Eso hace que acuda más sangre a la zona, que la nariz se inflame y que se estreche. Cuando se estrecha es cuando comenzamos a notar las molestias, que se acentúan si hay mucosidad espesa que hace que el espacio para que pase el aire sea aún más pequeño

Si queremos más información podemos obtenerla en el Blog Tu Equilibrio y Bienestar, una página en la que vamos a encontrar consejos y cuidados para la salud escritos por profesionales como médicos y farmacéuticos.

¿Por qué podemos tener congestión nasal?

Casi todos asociamos la congestión de la nariz a un resfriado o a una gripe, que casi siempre van acompañados de estos problemas a la hora de respirar, pero hay muchas otras enfermedades que provocan la congestión.

La infección de los senos paranasales, conocida como sinusitis, es una de ellas. Otra de las causas puede ser la alergia o la rinitis.

Un tabique nasal desviado provoca problemas para respirar, y por lo tanto congestión. Además, si la desviación no es evidente a simple vista es muy posible que no asociemos este problema con la congestión.

También se puede presentar por la existencia de pólipos en la nariz y por supuesto cuando hay asma.

Como podemos ver, y estas son solo algunas de las causas, la congestión puede asociarse a muchos problemas de salud, no solo a resfriados y gripes.

¿Qué podemos hacer para prevenir la congestión?

Hay medidas que podemos tomar para prevenir la congestión nasal o al menos para que, cuando se presente, sea más suave.

El ambiente en el que estamos es importante para prevenir y tratar este problema tan molesto. Conviene que sea un lugar bien ventilado y sobre todo con una humedad adecuada, ya que tan malo es el exceso de humedad como su falta.

Relacionado con el agua, otra de las medidas es beber mucho líquido, que en caso de los resfriados y gripes también nos ayudará a aliviar las molestias de garganta.

Por supuesto, si somos fumadores, habrá que dejar de fumar de inmediato, pues de lo contrario ninguna medida que tomemos va a servir.

Algunas consecuencias de la congestión nasal

La congestión de la nariz es algo molesto y pasajero, pero a veces puede provocar algunos problemas de salud que también son leves, pero que nos pueden llevar a consultar al médico.

Los más comunes son la otitis y los trastornos a la hora de dormir. Por suerte, estos problemas son pasajeros; pero si aparecen, lo mejor es consultar con un médico para que los remedie cuanto antes.

Hay una situación en la que el taponamiento de la nariz si es algo más serio. Esto se da en niños pequeños, a los cuales una congestión nasal les puede complicar la alimentación.

Comentarios