domingo 23/1/22

Lambán no acepta que se impute mala fe al Gobierno por falta de EPI

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha asegurado que su gobierno asume con respeto, pero con discrepancia, la sentencia del Juzgado de lo Social de Teruel que le obliga a proporcionar los equipos adecuados de protección individual (EPI) a los sanitarios del grupo de clasificación A de la provincia de Teruel y ha defendido que no puede aceptar ni está de acuerdo con que se les impute "mala fe o desidia"

lamban

La sentencia que condena al Gobierno de Aragón, junto al Servicio Aragonés de Salud y al Instituto Aragonés de Servicios Sociales, fue dada a conocer este jueves y ha reiterado, como ya hicieron miembros de la consejería de Sanidad nada más conocerla, que la van a recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia porque tienen la "convicción intima" de que hicieron todo lo que tenían que hacer para surtir de material de protección al personal sanitario.

"Tuvimos los problemas de suministro que tuvieron todas las Comunidades Autónomas y todos los países de la Unión Europea. Fue una prioridad para nosotros comprar y buscar ese material en lugares como China y otros países asiáticos. Hicimos todo lo que estuvo en nuestra mano para enfrentarnos a un fenómeno como el coronavirus que era imprevisible", ha explicado.

Además, ha añadido que "siempre" han lamentado mucho "que los profesionales tuvieran que trabajar con un grado de exposición que no era el adecuado porque faltó el material". 

Comentarios