viernes 3/12/21

El Govern aprueba mañana un presupuesto con gasto récord para seducir a la CUP

El Govern catalán aprobará mañana martes el proyecto de ley de presupuestos para 2022, que incluirá el mayor gasto de la historia de la Generalitat, unas cuentas con las cuales el Ejecutivo liderado por Pere Aragonès busca afianzar la recuperación económica tras la pandemia y al mismo tiempo seducir a la CUP

Pere Aragones
Archivo

En las últimas semanas el Govern ha insistido en que la CUP es su socio preferente para sacar adelante las cuentas y ha hecho oídos sordos a los reiterados ofrecimientos del PSC y de los comunes para facilitar que los presupuestos puedan estar en vigor el próximo 1 de enero.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha argumentado que los presupuestos deben salir adelante gracias a la misma mayoría independentista "del 52 %" que votó su investidura.

Sin embargo, el conseller de Economía, Jaume Giró, que lleva el peso de la negociación con la CUP, no ha logrado por el momento sellar un acuerdo con los anticapitalistas, algo que deberá intentar ahora durante el trámite parlamentario.

Por su parte, la CUP anunció este domingo que convocará asambleas "abiertas parlamentarias" los próximos días 12, 13 y 14 de noviembre para que su militancia debata y analice los nuevos presupuestos de la Generalitat.

En cuanto al contenido del presupuesto, se da por supuesto que las cuentas incluirán el mayor gasto de la historia de la Generalitat porque la pandemia, pese a la vacunación, todavía sigue generando gasto extraordinario al Govern, y también porque en 2022 Cataluña se beneficiará del empuje de los fondos europeos.

La Generalitat prevé que el gasto asociado a la pandemia sea de unos 3.200 millones este año y que se sitúe entre los 1.600 y 1.700 millones el año que viene, y por ello ha pedido al Estado que habilite un fondo extraordinario también en 2022 para seguir haciendo frente a los gastos extra generados por la pandemia.

Por otra parte, la ley de acompañamiento de los presupuestos no incluye por el momento ninguna subida fiscal más allá de algún ajuste en algunas tasas, y tampoco hay rebajas fiscales para las rentas más bajas, a pesar de que Giró aseguró a finales de septiembre que estaba trabajando en "buenas y justas noticias para las rentas más bajas".

Desde que tomó las riendas de la conselleria, el conseller Giró ha reivindicado disponer de un déficit mayor al autorizado para las autonomías en 2022, pero ya a finales de julio garantizó que "por prudencia financiera" se ajustaría al 0,6 % del PIB permitido para el año que viene. EFE

Comentarios