Viernes 16.11.2018
3 de Marzo de 1998

Madonna, el 20 aniversario de Ray of Light

El 3 de Marzo de 1998, hace 20 años, se publicaba Ray of Light, el séptimo álbum de Madonna que cambio el pop

Ray of Light ganó cuatro Premios Grammy   de un total de seis nominaciones. También gozó de un importante éxito comercial, al llegar a la primera posición de las listas de más de catorce países. En los Estados Unidos  el álbum  llego al número dos de la lista Billboard 200. Con ventas estimadas en unas 20 millones de copias en todo el mundo, Ray of Light es uno de los álbumes con más éxito de todos los tiempos.

Ray of Light es probablemente el clásico más reconocido de Madonna. Es el punto más álgido del pop-as-art.  El álbum se vendió bien en los Estados Unidos, pero no destrozó exactamente las listas. A fines de 1998, se había vendido casi 2,7 millones de copias, ubicándose en el puesto 18 en el resumen de fin de año de Billboard.

Por un lado, los temas abordados son más complejos que los habituales del dance-pop. Ella reconcilia su papel cómplice como una estrella malcriada en una industria controlada por hombres (Nothing Really Matters), la ruptura del amor con el padre de Lourdes, Carlos Leon (Frozen), y, supuestamente, su tormentoso matrimonio con Sean Penn (The Power of Goodbye).

Ray of Light también cambió el momento de Madonna. Una larga mala racha racha, a mediados de los 90, a través de su ciclo de Erotismo, Sexo y comportamiento generalmente distante la llevó a retroceder en el panorama musical. A partir de Ray of Light algo fresco comenzó a aparecer a medida que el año transcurría, en forma de Britney Spears 'Baby One More Time. Incluso Spice Girls, cuya película de Spiceworld llegó a los EE. UU.

El espacio ganado con tanto esfuerzo en el corazón de la música convencional para mujeres adultas que proyectaban madurez y fortaleza llegó a un abrupto final, aplastado por una explosión adolescente-pop.

Los siguientes 20 años no han sido fáciles para Madonna. Ray of Light se vuelve incluso más brillante en comparación con su reciente producción. Madonna siempre se reconstruye, pero si no lo hace siempre podemos volver a 1998.

Comentarios