martes 12.11.2019
SUSTITUIRÁ A TORRES HURTADO, IMPUTADO POR UN CASO DE CORRUPCIÓN

El socialista Francisco Cuenca, elegido nuevo alcalde de Granada

Ha sido investido gracias al apoyo de ocho ediles del PSOE, cuatro de Ciudadanos, tres de Vamos Granada y uno de IU

El candidato socialista, Francisco Cuenca, con el collar y el bastón de mando. | EFE
El candidato socialista, Francisco Cuenca, con el collar y el bastón de mando. | EFE

La plaza del Carmen que enmarca el Ayuntamiento de Granada ha sido este jueves el escenario de confidencias y deseos, nervios, llegadas apresuradas y la guasa irónica que decía equivocadamente que no le saldrían las cuentas al ya alcalde, Francisco Cuenca (PSOE), que ha sido vitoreado cual torero.

Los dimes y diretes que han resonado durante los días de negociaciones transcurridos desde la dimisión del exalcalde José Torres Hurtado (PP) hasta la investidura de su sucesor han vuelto cual eco en el recuento de votos, que por momentos simulaba una tanda de penaltis para ver quién pasa a la gran final.

El salón de plenos y las salas adyacentes, que han mezclado a técnicos 'tirando' metros de cable para las conexiones en directo de los medios con los últimos repasos de limpieza, han congregado a políticos de todos los colores, familiares, asesores y exalcaldes de una capital que ha empezado hoy a escribir un nuevo renglón de su historia.

Dos minutos después de que el reloj de la Plaza del Carmen marcara con su "Granada tierra soñada por mí" las diez de la mañana, ha empezado también el sueño de Cuenca y el pleno extraordinario en el que ha sido nombrado, al tercer intento, alcalde, "el más alto honor al que puede aspirar un granadino", ha dicho aferrado ya a su bastón de mando.

Lo ha hecho ante la secretaria general del PP-A, Dolores López, y el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, los responsables provinciales de los partidos con representación municipal, autoridades militares, sindicales, culturales y un público que ha llenado el salón de plenos y el patio del ayuntamiento, pertrechado con pantallas gigantes.

Los pasos protocolarios de este pleno extraordinario los ha dictado la secretaria general del Ayuntamiento, que también tomará la palabra la próxima semana pero ante la juez instructora de la causa que investiga la trama de corrupción que ha marcado la actualidad política de esta capital andaluza desde el pasado 13 de abril.

Cuenca ha escuchado aplausos adelantados a su nombramientos cuando el mayor de la mesa en edad, Luis de Haro-Rossi, ha llegado en el recuento de las papeletas al voto número 14, al que se han sumado dos apoyos más y otro impulso de palmas.

También Rossi ha nombrado entonces a Cuenca "candidato, digo alcalde" de Granada y dueño temporal del bastón de mando.

"Esto no es fácil de llevar", ha dicho Cuenca cuando le han impuesto el collar de oro, quizá por la distinción en forma de eslabones dorados o por lo que le llega ahora con el cargo.

No solo el socialista ha recibido aplausos y arrumacos, que los representantes del resto de partidos también han encontrado entre el público guiños de apoyo y mensajes con intención sanadora como los ofrecidos por el hijo de Audrey Hepburn, Sean Hepburn-Ferrer, muy ligado al equipo saliente.

El día lluvioso ha llegado como agua de mayo para un alcalde al que esperaban tras las fotos oficiales, los saludos protocolarios y compromisos varios, los abrazos de sus padres, tíos, pareja, primos... salvo sus dos hijos, que lo han cambiado por los apuntes del cole.

Y tras el revuelo, Cuenca ha bajado como un actor del celuloide las curvadas escaleras del ayuntamiento para acceder a un patio en el que simpatizantes socialistas y amigos, los mismos que han abucheado la salida de algunos representantes del PP, lo han vitoreado como a un torero que firma su mejor faena en la plaza.

Ahora, al maestro reconvertido en alcalde, le tocará lidiar con el resto de "fieras" del nuevo cartel del Ayuntamiento de Granada. 

Comentarios