sábado 24/10/20

Martín Vizcarra: ¿Qué se espera de su mensaje presidencial en plena crisis sanitaria por la COVID-19?

El jefe de Estado dará este 28 de julio su último discurso por Fiestas Patrias en el Congreso. A diferencia de sus dos anteriores presentaciones, en la que priorizó la reforma política y judicial, Martín Vizcarra abordará la lucha contra el coronavirus, la economía y las elecciones 2021

VIZCARRA: MENSAJE POR FIESTAS PATRIAS

Debido a la pandemia del coronavirus (COVID-19), las celebraciones por el aniversario 199 de la independencia peruana han sido modificadas e incluso algunas suspendidas, como el desfile cívico militar.

Sin embargo, este 28 de julio sí habrá una sesión solemne en el Congreso de la República, a la que el presidente Martín Vizcarra asistirá junto a su gabinete de ministros y ofrecerá el tradicional mensaje a la Nación por Fiestas Patrias.

Se espera que el discurso sea, en cierta forma, distinto al de los años 2018 y 2019, ya que la lucha para contener el avance de la enfermedad se ha vuelto una prioridad para el Gobierno.

No obstante, paralelamente a ello, en el plano político las tensiones entre el Ejecutivo y Legislativo se acrecentaron durante la emergencia sanitaria.

Constantes mociones para interpelar a integrantes del gabinete Zeballos, aprobación de normas inconstitucionales, el retraso de la reforma política y judicial, presuntos blindajes a personajes cuestionados, entre otros temas, han marcado los primeros meses de la gestión del nuevo Parlamento.

En ese sentido, también hay expectativa sobre lo que el mandatario peruano vaya a anunciar sobre estos puntos. A partir de esto, especialistas nos brindan sus opiniones respecto al mensaje presidencial de mañana.

Mensaje a la Nación del 28 de julio de 2018

El primer discurso de Vizcarra Cornejo por Fiestas Patrias se dio cuatro meses después de que asumió el cargo de presidente, tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski.

Además, semanas antes se había publicado el primer CNM Audio, conversaciones que revelaron los actos de corrupción que había dentro del sistema judicial peruano.

Por otra parte, en aquella sesión el jefe de Estado enumeró los cinco ejes que constituirían la base de su gestión:

- Integridad y lucha contra la corrupción.

- Fortalecimiento institucional para la gobernabilidad.

- Crecimiento económico equitativo, competitivo y sostenible.

- Desarrollo social y bienestar de la población.

- Descentralización efectiva para el desarrollo.

Sin embargo, lo más resaltante de ese mensaje fue el anuncio de un referéndum para modificar el ahora desaparecido Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y el Congreso de la República, respecto a la reelección de los legisladores, el financiamiento de los partidos políticos y el retorno de la bicameralidad.

“No he asumido la presidencia para solo ocupar un sillón. La reforma judicial y política son nuestras banderas, y vamos a ir a fondo para hacerlas realidad”, señaló Martín Vizcarra en aquel momento, tomando por sorpresa a los integrantes del Parlamento disuelto.

Discurso presidencial del 28 de julio de 2019

En su segundo mensaje por Fiestas Patrias, el jefe de Estado hizo un balance de los 16 meses de su gestión y reiteró los cinco temas que rigen su gobierno. Asimismo, enfatizó nuevamente en la reforma política y judicial.

“Es la democracia y la fe de los peruanos que se vienen imponiendo frente a los privilegios y los compadrazgos. Es la voluntad de un pueblo valiente y luchador que alienta y estimula la construcción de un verdadero Estado de derecho”, fueron sus palabras iniciales de aquel discurso a la Nación.

Tras hablar sobre las acciones del Ejecutivo para el crecimiento económico, la formalización del empleo, destacar la celebración de los Juegos Panamericanos 2019 (que en ese momento se desarrollaban en Lima), la transformación educativa, la universalización de la salud, entre otros puntos, abordó la lucha contra la corrupción.

“Pasamos de ser testigos de los audios de la vergüenza, a ser los protagonistas de una lucha que no da tregua, que incluye nuevas evidencias que comprometen a nuevos grandes proyectos en el caso Odebrecht (...) Lo he manifestado en más de una oportunidad: no puede haber desarrollo con corrupción”, enfatizó en su mensaje, ante los congresistas.

En esa línea, reafirmó su compromiso para llegar al Bicentenario con instituciones sólidas y transparentes. A continuación, comentó sobre la tensión entre el Ejecutivo y Legislativo, que meses después se agudizaría y culminaría con la disolución del Parlamento.

“Hay fuertes resistencias al cambio, gente que está remando en sentido contrario y que no quiere ver un país renovado. (...) Hemos encontrado obstáculos y resistencias para sacar adelante la reforma política”, manifestó Vizcarra Cornejo.

Para ese momento, las pifias y gritos de los legisladores ya habían empezado. Pero el presidente continuó y dijo: “He recorrido el país de punta a punta en el último año y debo ser claro, no hay lugar en el Perú donde no haya recibido el reclamo de: “Presidente, cierre el Congreso”. ¿Alguien podría creer que esto es una simple coincidencia?”.

Todo ello culminó con otro sorpresivo anuncio: la presentación de una reforma constitucional de adelanto de elecciones generales, que implicaba el recorte del mandato congresal y presidencial al 28 de julio de 2020.

“El Perú reclama a gritos un nuevo comienzo. Los peruanos deben poder elegir su destino para dar paso al Perú del Bicentenario. Con esta acción se reforzarán los cimientos de la República, aunque ello implique que todos nos tengamos que ir. Señores congresistas, ¡el Perú primero!”, culminó. Dicha medida fue cuestionada por los excongresistas al finalizar la tradicional sesión solemne.

El mensaje a un año de culminar su gestión

Este 28 de julio de 2020, Martín Vizcarra brindará su discurso en el Palacio Legislativo sin la presencia física de los parlamentarios. Solo estará el gabinete ministerial, los integrantes de la Mesa Directiva y los voceros de las bancadas parlamentarias.

El pasado domingo 27, Pedro Cateriano adelantó que, a diferencia de las dos primeras presentaciones, esta vez el jefe de Estado priorizaría la lucha contra el coronavirus (COVID-19), la reactivación económica y las elecciones generales 2021.

Luis Egúsquiza: “La reforma política no debe perderse de vista”

¿En qué posición quedaría la reforma política y judicial? Respecto al primer punto, Luis Egúsquiza, de IDEA Internacional, señaló a La República que si bien hay avances en el tema dentro del Congreso; las medidas aprobadas han sido incompletas o no han alcanzado las expectativas de la ciudadanía.

“Hasta ahora no se decide cómo se desarrollarán las elecciones internas de los partidos políticos (...) Es el momento de que con este cambio dentro del Ejecutivo (la llegada de Pedro Cateriano), se generen diálogos, consensos, y acuerdos respecto a lo que se va a hacer en las elecciones 2021 y también con posterioridad a estos comicios”, manifestó.

Ya que la reforma política guarda un vínculo con las elecciones del próximo 11 de abril, Egúsquiza resaltó la importancia de que en el mensaje presidencial se tiendan puentes para que esta continúe, siguiendo los objetivos que se trazaron inicialmente.

“La reforma política era para generar mejores partidos, generar campañas más honestas y limpias. Eso no se debe perder de vista. (...) Esos elementos podrían estar también en el discurso (de Martín Vizcarra), que podría ser conciliador, sin olvidar cuáles son los objetivos a largo plazo”, subrayó el especialista en conformación y financiamiento de partidos políticos.

Carlos Rivera: “La reforma judicial es urgente, con o sin pandemia”

El abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL) espera que pese a que en el discurso presidencial por Fiestas Patrias se le dará prioridad a la crisis sanitaria por COVID-19; también se aborde en algún momento la reforma del sistema judicial.

Rivera recordó que este tema fue uno de los ejes importantes del gobierno. “Sigue siendo un tema muy urgente, con o sin pandemia (...) Además, durante la emergencia no se ha alejado de la reforma”, sostuvo en diálogo con La República.

No obstante, destacó que en los últimos dos años se ha avanzado poco. Por ejemplo, recién se han visto acciones claras desde el Ministerio Público respecto al caso “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

“Si bien se aprobó la extradición de César Hinostroza, y se ha suspendido a los fiscales supremos Pedro Chávarry y Tomás Gálvez, ello ha ocurrido recién hace pocas semanas”, comentó.

Este factor ha sido determinante para que la reforma judicial, de cierta forma, se estanque, agregó Carlos Rivera. Es por ello que destacó que hablar en el mensaje a la Nación sobre el tema sería un ‘espaldarazo’ importante, ya que ahora hay una nueva Junta de Fiscales Supremos.

“Martín Vizcarra puede lanzarse a decir algunas iniciativas. Además, una aliada muy importante podría ser la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, quien en las últimas semanas ha hecho cosas que el Ministerio Público no había hecho en años”, puntualizó.

Comentarios