miércoles 12/8/20

La frustración crece y pasa la factura a Vizcarra

Pandemia que no cesa. Aprobación al jefe del Estado cae a 74% y el respaldo al Gobierno por el manejo de la crisis baja a un 38%. Sin embargo, un 73% apoya la ampliación de la cuarentena. Un 75% atribuye el avance del virus a la irresponsabilidad ciudadana

La frustración crece y pasa la factura a Vizcarra

El respaldo de la población al presidente Martín Vizcarra y al Gobierno por su desempeño en el manejo de la crisis de la pandemia cae considerablemente, según la última encuesta nacional del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) para La República, investigación realizada con llamadas a teléfonos celulares al azar por la cuarentena.

El estudio, que consultó a la población del 21 al 28 de mayo últimos, genera aproximaciones sobre el alcance de diversas opiniones en nuestro país con márgenes de error de 2,5 puntos (por encima y por debajo) en cada resultado de nivel nacional.

El respaldo a Vizcarra baja a 74% un mes después de estar en 80%, grosso modo. Tiene mayor apoyo entre los peruanos más acomodados (niveles socioeconómicos A y B), en la clase media (nivel C), entre los más jóvenes (de 18 a 24 años), en Lima y en las zonas urbanas del país. Respecto a abril, todavía mantiene prominente aprobación entre los trabajadores dependientes y entre quienes han recibido educación superior.

Aproximadamente, una cuarta parte de la población considera que Vizcarra y el Gobierno están manejando bien o muy bien la economía (un 26%) y la educación (un 25%). Sobre su conducción de la atención en los servicios de salud, esta percepción es algo menor (un 22%). En los tres rubros, el mandatario y su equipo están mejor considerados que en noviembre del año pasado, cuando no se vislumbraba un trance como el actual.

En la evaluación sobre el manejo de la crisis del Covid-19, solo un 38% de los peruanos opina que Vizcarra y su equipo en el Ejecutivo lo están haciendo bien o muy bien; es decir, cerca de dos quintas partes del país. Esto contrasta con el 60%, grosso modo, que hace un mes consideraba que la reacción del Gobierno frente al virus fue muy buena.

Asimismo, un 42% de nuestra población pensaría que el Gobierno empezó haciendo un buen trabajo para enfrentar la pandemia, pero que ahora ya no es así; es decir, alrededor de dos quintas partes del Perú ya manifiestan esta frustración.

Una minoría de aproximadamente 17% considera que desde un principio el Ejecutivo no enfrenta bien esta crisis. Estas críticas son mayores en las zonas rurales, entre los más pobres (niveles D y E) y entre los trabajadores independientes.

Si sumamos estos dos últimos grupos, notamos que más de la mitad del país no diría que el Gobierno hace un buen trabajo actualmente para enfrentar la pandemia. Sin embargo, una gran mayoría de 73%, aproximadamente, respalda la última ampliación de la cuarentena; esto es, cerca de tres cuartas partes de nuestro país. Aunque contundente, este apoyo es menor al que tuvo la prórroga de abril (un 91% la aprobó). El rechazo actual es mayor entre los peruanos más pobres (niveles D y E).

Para un 75%, la principal razón de que no se haya controlado la pandemia en el Perú es la irresponsabilidad de ciudadanos que incumplen las disposiciones del Gobierno. Para un 15%, es que los problemas del país en salud, economía y otros temas no se pueden resolver en pocos meses. En cambio, un 10% lo atribuye a la incapacidad del Ejecutivo.

Pese a esto, la gran mayoría percibe un alto cumplimiento de las disposiciones de protección del Gobierno en sus vecindarios, como mantener la distancia de al menos un metro entre dos personas (75%), el toque de queda (75%), la cuarentena (71%) y que solo una persona por familia salga para las compras, farmacia o trámites bancarios (66%).

Comentarios