viernes 03.04.2020

Triangular compras, práctica usual en Cemex

Por eso no fue difícil para Cemex , hacerse rápidamente de una extensión tan grande de tierras en esa zona a través de una triangulación con falsos ejidatarios, es una práctica muy socorrida en todo el país para despojar a los ejidos
Triangular compras, práctica usual en Cemex

Hacerse pasar por ejidatario para triangular la venta de tierras ejidales a grandes empresas privadas es una práctica sumamente recurrente en la entidad para despojar a los ejidos de grandes extensiones de tierras, como lo hizo Cementos Mexicanos (Cemex) en el ejido de Xtepén en esta entidad.

El activista e integrante de El Barzón en Yucatán, Jesús Solís Alpuche, fue entrevistado sobre la adjudicación de más de 600 hectáreas de ese ejido a la firma cementera, que usó como prestanombres a Juan Manuel Peña Almaraz, hoy preso acusado de un millonario fraude por esa empresa.

“Con un simple sello notarial, de una autoridad municipal o del propio comisariado ejidal, una persona puede ser considerado como avecindada”, explicó Solís Alpuche, quien desde hace más de 20 años apoya jurídicamente a ejidatarios y campesinos que acusan haber sido despojados de sus tierras.

“Una vez obteniendo ese estatus de avecindado, el proceso para convertirse en ejidatario y poder participar en la compra de tierras ejidales, es un mero trámite sencillo y rápido, y aunque se trata de algo que es legal, eso no es necesariamente legítimo”, precisó.

Calculó que los últimos 20 años, por lo menos unas 100 mil hectáreas de tierras ejidales en Yucatán han pasado a manos de particulares y de grandes empresas como Cementos Mexicanos, entre muchas otras que, explicó, se aprovechan de argucias legales para legitimar el despojo a los ejidos.

“El caso de Cemex solo es uno de muchos, en Yucatán hay verdaderas mafias relacionadas con la especulación y despojo de tierras ejidales, se hacen asambleas amañadas o se emiten actas de asambleas que nunca se realizaron con la complicidad de las autoridades agrarias”, subrayó.

Por eso no fue difícil para Cemex , hacerse rápidamente de una extensión tan grande de tierras en esa zona a través de una triangulación con falsos ejidatarios, es una práctica muy socorrida en todo el país para despojar a los ejidos, añadió.

Solís Alpuche dijo que desafortunadamente, en la gran mayoría de los casos en los que ha intervenido, los afectados optan por un acuerdo reparatorio, es decir buscan un arreglo con las empresas que les despojan y ya no siguen el proceso para que las tierras les sean devueltas al ejido.

“Nosotros los apoyamos hasta donde ellos lo consideren, y hay que reconocer que en la mayoría de los casos no se recuperan las tierras. Hemos tenido casos exitosos en donde los ejidatarios sí las recuperan, pero son los menos.

“Pero la realidad es que hasta hoy, casos como los que me comentan de Peña Almaraz, (quien, desde el penal de Topo Chico, en Nuevo León, aseguró que trianguló la venta de cientos de hectáreas de tierras ejidales a Cemex tras comprarlas al ejido de Xtepén), se siguen repitiendo”, añadió.

El caso de los bancos de materiales, continuó, toma una dimensión especial porque se supone que deben ser vigilados y supervisados por autoridades como el Instituto Nacional de Antropología e Historia por la posible presencia de vestigios arqueológicos y por las autoridades ambientales por la deforestación que causan a montes y selvas.

Pero también en esos casos, la realidad es que poco se sabe y aparentemente también se hace muy poco para vigilar la operación y los daños que la explotación de esos bancos causa al patrimonio y al medio ambiente, finalizó.

Cemex es una compañía internacional para la industria de la construcción con presencia en más de 50 países y ocupa el tercer lugar mundial en ventas de cemento. Fue fundada por el regiomontano Lorenzo Zambrano y actualmente Rogelio Zambrano Lozano es presidente del Consejo de Administración.

loading...
Comentarios