lunes 01.06.2020

Para que el talento de la ciberseguridad se quede en casa

Ayuntamientos, medios de comunicación, empresas y otras entidades están sufriendo ataques informáticos que dejan todos sus ordenadores fuera de servicio durante varios días. Para combatir los hackeos España necesita que el talento en ciberseguridad se quede aquí

Para que el talento de la ciberseguridad se quede en casa

La Guardia Civil era consciente de ello y, por eso, tuvo una iniciativa pionera: organizar una Liga Nacional Interuniversitaria de retos en el ciberespacio, cuya final se celebró recientemente en la Academia del cuerpo en Aranjuez (Madrid).

Cerca de 100 estudiantes de toda España se enfrentaron en esa final (en la liga llegaron a participar 500) para demostrar sus capacidades a la hora de prevenir, controlar y resolver ciberdelitos.

UN RETO DIFERENTE

La Guardia Civil propuso crear esta liga como un espacio de encuentro para poner en contacto a las empresas con los estudiantes interesados en la ciberseguridad.

"Venimos notando desde hace tiempo una falta de empatía entre los empleadores y los estudiantes, quizás por una falta de concienciación sobre el cibercrimen", asegura Luis Hernández, teniente coronel responsable de la ciberseguridad de la Guardia Civil y principal promotor del evento.

"No queríamos hacer un ejercicio cibertípico, de los que hacen mil al año. Buscábamos orientar todo hacia los chicos, hacia la vida laboral y la conservación del talento patrio", afirma el coronel, antes de subrayar que el objetivo era la empleabilidad.

Por eso, durante la liga "las empresas montaron pequeñas oficinas de recursos humanos donde se podían entregar currículum, realizar entrevistas y presentar ofertas de prácticas y de empleo", añade.

Otra de las particularidades que ha presentado este evento ha sido la multidisciplinaridad.

En la ciberseguridad entran en acción muchos ámbitos (técnico, legal, comunicación), señala Oscar Maqueda, subdirector del Máster de Análisis de Evidencias Digitales y de Lucha contra el Cibercrimen.

Como ejemplo en el ámbito legal Maqueda cita el nuevo reglamento de protección de datos, que obliga a informar de los casos de fuga de datos. Los encargados de la ciberseguridad deben saber comunicarlo eficazmente para que la empresa sea capaz de recuperar la confianza de los cliente. Estas cuestiones se han expuesto en la liga.

MÁS QUE UNA COMPETICIÓN

La ciberliga contó con una fase clasificatoria donde participaron 15 universidades públicas españolas y cerca de 500 estudiantes, que se enfrentaban a retos técnicos y legales donde iban ganando tricoins (acrónimo entre bitcoins y tricornio), una criptomoneda creada especialmente para este evento y que se podía canjear por becas, prácticas y productos tecnológicos.

Después de la fase local, los equipos y los otros participantes individuales con mejor puntuación accedieron a la final en la Academia de Aranjuez. Fueron 100 estudiantes que se codearon con algunos de los mayores expertos en ciberseguridad y que actuaron como mentores.

"Queríamos traer especialistas de todos los ámbitos que supieran trabajar en equipo y transmitir su experiencia a los estudiantes", resalta Maqueda, encargado de la selección de los mentores.

Cuatro equipos con sus respectiva pareja de mentores llegaron a la final, donde tuvieron que enfrentarse a una exposición delante de un tribunal, al que explicaron todo el proceso técnico.

Cristina Muñoz, una de las mentoras de la competición, explica que ella insistía a su equipo sobre la importancia de saber trasladar el mensaje. "Pasar de hablar en binario, en 0 y 1, para que lo entienda todo el mundo",

Finalmente, la competición por equipos la ganó Hackiit, de la Universidad de Granada. "Tuvimos suerte para ganar, el último reto lo solucionamos en los 30 segundos finales, fue muy emocionante", afirma David, estudiante de Informática y Matemáticas.

Ya creían que no iban a pasar a la final, pero "conseguimos ganar por no rendirnos", asegura David.

POCAS MUJERES

Solo el 18 por ciento de los participantes en la liga eran mujeres. Algo que lamentan los organizadores, que, como resalta Maqueda, marcaron como uno de los requisitos la paridad para los mentores de los concursantes.

"Tenemos mujeres 'monstruos' en la parte técnica y jurídica que no son reconocidas y hay que visibilizarlas", continua Maqueda.

Cristina Muñoz, mentora del equipo de la Universidad de Salamanca y responsable de análisis tecnológico en Grant Thornton, lo ratifica. "Hay un montón de mujeres que nos dedicamos al sector tecnológico", reconoce después valorar la iniciativa de la Guardia Civil.

EL DÍA DESPUÉS

La ciberseguridad en un sector en auge. Ante el aumento de los ataques informáticos, las empresas tienen que destinar parte de sus recursos a la protección y prevención de sus sistemas y para ello cada vez recurren a más expertos en ciberseguridad o hackers para blindar sus datos.

"Todo los analistas coinciden en que falta personal formado y cualificado, no se cubren las necesidades y muchos puestos quedan libres por no encontrar el perfil adecuado", indica el teniente coronel.

Por ello, la Guardia Civil organizó este punto de encuentro entre empresas, estudiantes y especialistas.

Los participantes pudieron conocer a los mejores de España en ciberseguridad, dice Álvaro, estudiante de cuarto año de Ingeniería Informática que, junto con otros estudiantes y mentores del evento, coincide en resaltar la gran experiencia que ha sido vivir esta ciberliga.

"Al principio no teníamos muchas ganas, por si no iba a ser muy serio, pero ha sido un éxito. Veíamos el futuro laboral muy lejano, ahora lo vemos más posible. Trabajo dicen que no nos va a faltar", concluyen los miembros del equipo ganador. 



Comentarios