viernes 28/1/22

El juez manda a prisión al asesino confeso de un vecino de Figueres (Girona)

El juzgado de Instrucción 8 de Figueres ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza por un delito de asesinato para Mohamed R., quien el pasado lunes confesó que había matado, de una puñalada en el cuello, a un vecino de esta localidad porque se sentía "maltratado"

juzgado figueres

El detenido ha comparecido este jueves ante el juez al que ha explicado que estaba viviendo en la calle, que había ido varias veces al Ayuntamiento de Figueres para reclamar una vivienda de protección oficial nueva y no se le daban.

Esto, según ha declarado, hacía que se sintiera "maltratado" por la sociedad por no ayudarlo y “eligió a la víctima (un vecino de Figueres de 64 años) porque hablaba catalán" y, por tanto, lo identificó como alguien del lugar al que él culpa de su situación personal.

Mohamed R., de 41 años, ha reconocido ante el juez que el día antes de los hechos compró un cuchillo de 21 centímetros de hoja, por 3,5 euros, en un bazar de la ciudad y lo estuvo escondiendo cambiándolo de sitio en varios matorrales.

Según recoge el auto, el detenido “se había planteado agredir a alguien con un cuchillo por la falta de atención especial que le hacían las instituciones sociales, que le habían denegado una vivienda y acceso a determinados servicios sociales”, aunque cobraba una Prestación de Reinserción Social de 430 euros al mes.

Mohamed R. ha reconocido al juez saber cuáles eran las consecuencias de matar a alguien, por lo que lo pensó antes de actuar, pero, al pasar frente al banco donde estaba sentada la víctima, le oyó hablar catalán, por su apariencia vio que era “de aquí” y decidió matarlo “para exigir sus derechos”.

Sacó el cuchillo que llevaba escondido en la sudadera, se lo clavó en el cuello cortándole la yugular y la carótida y se sentó en un banco vecino, donde los amigos de la víctima le oyeron decir “justicia” y “venganza”, aunque él lo ha negado.

El investigado también ha negado que hubiera perseguido, horas antes del crimen, a una mujer armado con el cuchillo, porque él “no ataca mujeres”, aunque tras la denuncia en este sentido de una vecina, fue localizado e identificado por la policía en los alrededores del lugar del suceso.

En cuanto a su estado mental, la forense que ha examinado al asesino confeso ha sostenido que “no se aprecia ninguna circunstancia que incida en su capacidad volitiva o intelectiva”, aspecto sobre el que él mismo ha asegurado que no padecía ninguna esquizofrenia.

Según Mohamed R., cuando en 2006 mató a la mujer y madre de dos niños pequeños que le había alquilado una habitación, también en Figueres, -caso por el que le aplicaron una eximente completa de alteración mental y por el que estuvo ingresado en varias unidades penitenciarias de salud mental- lo hizo porque estaba afectado por el consumo de drogas.

El juez que le ha mandado ahora a prisión preventiva basa su decisión en la existencia de “indicios sólidos y suficientes para considerarle autor del asesinato, por la gravedad de los hechos, el riesgo de fuga y para proteger el interés y la integridad de las víctimas”.

El investigado, que carece de domicilio fijo y no tiene trabajo, hace siete meses que salió del centro donde estaba haciendo terapia.

El juzgado de Instrucción número 8 se ha inhibido en favor del de Instrucción 7, competente por fecha de los hechos. 

Comentarios