lunes 16.12.2019

El Gobierno defiende desvincular los anticipos a cuenta de los Presupuestos

El Gobierno, a través de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido este martes que, en la próxima reforma del modelo de financiación autonómica, los anticipos a cuenta a las Comunidades se desliguen de los Presupuestos Generales del Estado y de posibles gobiernos en funciones

El Gobierno defiende desvincular los anticipos a cuenta de los Presupuestos

El Gobierno, a través de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido este martes que, en la próxima reforma del modelo de financiación autonómica, los anticipos a cuenta a las Comunidades se desliguen de los Presupuestos Generales del Estado y de posibles gobiernos en funciones.

El Congreso y el Senado han estrenado los plenos ordinarios de la presente legislatura con sendos debates sobre el actual sistema de financiación de las autonomías, en concreto sobre uno de sus problemas: la imposibilidad de dar a las comunidades lo que les corresponde por haber recaudado más de lo que les entregó la administración central en previsión de un determinado nivel de ingresos.

Este concepto se denomina anticipos a cuenta, y aunque se siguen entregando, según ha explicado Montero al precisar que hasta agosto han sido más de 68.000 millones de euros los que se han conferido, no se puede actualizar la cuantía precisamente por esa diferencia entre estimación y recaudación final.

No se puede porque el Gobierno está en funciones, ha dicho, y un informe de la Abogacía del Estado ha establecido que en circunstancias así no es viable acometer el proceso.

Con todo, Montero, en el Senado, en donde ha tenido que responder a tres preguntas de la oposición sobre el asunto y a una interpelación del portavoz del PP en la Cámara, Javier Maroto, ha insistido en que está buscando una fórmula que permita que antes de final de año la actualización sea una realidad y las autonomías reciban lo que les corresponde.

Mientras tanto, esos anticipos seguirán bloqueados, pero ha recordado la titular de Hacienda que no es una retención que afecte a servicios públicos esenciales, sino a los pagos de determinadas facturas ya comprometidas.

Ha negado, por tanto, que el bloqueo perjudique al Estado de Bienestar o a ámbitos autonómicos como los de la sanidad, la educación o la dependencia.

El senador de JxCat Josep Lluís Cleries, integrante del grupo nacionalista en la Cámara, ha pedido a la ministra que sortee ese informe y haga la entrega cuanto antes, al igual que el parlamentario de ERC Bernat Picornell y el de Izquierda Confederal, el valenciano Carles Mulet.

Los dos primeros han aprovechado la ocasión para denunciar el estado de las arcas en Cataluña precisamente por el bloqueo de los anticipos y por una serie de perjuicios acumulados durante años, como la ejecución de una inversión por debajo de los previsto o en niveles inferiores a los presupuestados.

Montero, en su respuesta, ha afeado a los partidos catalanes que hubieran votado en contra del último proyecto presupuestario de Pedro Sánchez, que a la postre fracasó en el Congreso y allanó el camino al adelanto electoral, a pesar de que eran "buenos" para Cataluña.

Al senador Mulet, integrante de un grupo en el que está Unidas Podemos, le ha instado a votar a favor de la investidura si tanto les preocupa la situación financiera de las comunidades.

Uno de los momentos más tensos del debate que sobre financiación ha tenido lugar en el Senado ha coincidido con la interpelación de Maroto a Montero.

Aquí también la ministra ha deplorado que el PP, junto a Cs, haya optado por "cruzarse de brazos" en lugar de desbloquear la investidura de Pedro Sánchez, por lo que ha pedido a los populares una "abstención patriótica" como la que el PSOE dio a Mariano Rajoy en octubre de 2016.

"Si somos tan patriotas, aplique la propia medicina y permitan que se abra camino un nuevo gobierno", ha animado la ministra al PP.

Además, ha advertido a las regiones que gobierna el partido de Pablo Casado que si hacen recortes en políticas sociales "con la excusa de las entregas a cuenta", es porque ya tenían previsto hacerlos.

Sin embargo, el senador del PP ha considerado "injusto y doloroso" que las comunidades no puedan gastar en políticas sociales por que el dinero esté retenido por Hacienda.

En el Congreso, por su parte, se ha rechazado la proposición no de ley del PP, finalmente negociada y pactada con Ciudadanos y Vox, para agilizar la entrega de los anticipos. De hecho, los "síes" de estos tres partidos, 147, no han servido para superar la oposición del resto de la Cámara.

El PP mañana insistirá con la petición y, tras acordarlo con Ciudadanos, pedirá la reprobación de Montero en la interpelación que tendrá con la ministra.

Comentarios