lunes 23/11/20

Glovo intenta esquivar la sentencia del Tribunal Supremo

La compañía está analizando alternativas para no tener que cumplir el fallo del Tribunal

Glovo no tiene previsto modificar la relación laboral que tienen los repartidores que trabajan por cuenta propia, y todo ello a pesar de la sentencia del Tribunal Supremo, cuyo fallo fue que sus riders se trata en realidad de falsos autónomos, lo que provocó que a la Inspección de Trabajo, a obligar a la regularizaron en octubre de  sus 11.000 trabajadores

Uno de los fundadores de la compañía, Sacha Michaud  afirmó esta semana “Tranquilidad, el modelo actual seguirá”, en una reunión  que mantuvo de manera telemática con sus empleados,

 

Estas palabras contradicen la sentencia de los magistrados, que  desmontan el modelo laboral de Glovo, sobre la que concluyen que "no es una mera intermediaria" sino que "realiza una labor de coordinación y organización del servicio", y declaran que sus mensajeros son trabajadores por cuenta ajena.

La empresa se enfrenta también a la regulación del trabajo en las plataformas digitales, la conocida como ley riders, que el Gobierno está preparando con los sindicatos y la patronal para acabar con los falsos autónomos en negocios, que son exclusivamente digitales, y principalmente con la mirada puesta en las aplicaciones reparto de comida a domicilio.

La sentencia del Supremo si que podría tener efecto en los planes de la compañia para expandirse. Puesto que el propio Michaud en una declaraciones afirmó: "Teníamos el plan de desplegarnos en 400 ciudades en España, lo que incluye algunas muy pequeñas. Si la regulación lo hace económicamente inviable, no podríamos hacerlo y probablemente invertiríamos ese dinero en nuevas ciudades en Polonia o Ucrania, o en cualquier sitio donde tuviera más sentido", aunque aseguró que no dejarán de operar en España.

Comentarios