viernes 22/10/21

Fracaso del Cohete con satélite español "Ingenio" y 200 millones de euros perdidos

El cohete "Vega" de la Agencia Espacial Europea transportaba el satélite español "Ingenio" y el francés "Taranis" 

cohete Ingenio

La fabricación y lanzamiento del satélite Ingenio ha supuesto un coste de 200 millones de euros, que son irrecuperables. El ahorro de costes en dicha fabricación ha pasado factura.

Fracaso del lanzamiento del Cohete "Vega" de la Agencia Espacial Europea que transportaba el satélite español "Ingenio" y el francés "Taranis" se desvió de la trayectoria prevista solo ocho minutos después del despegue, según los últimos datos de la ESA.

Una desviación que ha supuesto la pérdida de esta misión, que tenía previsto poner en órbita el satélite español "Ingenio" para la observación de la Tierra, considerado como uno de los hitos de la industria aeroespacial española, que ha liderado su construcción y que se iba a encargar durante los próximos años tanto del control de la misión como de las comunicaciones y del procesamiento de todos los datos que tenía que proporcionar.

En su última comunicación sobre este incidente, la Agencia Espacial Europea ha comunicado que 8 minutos después del despegue y tras el primer encendido del motor se identificó una desviación de la trayectoria "lo que supuso la pérdida de la misión".

La ESA ha comenzado ya a analizar los datos de telemetría para determinar la causa del fallo, y hoy responsables de la Agencia comparecerán en rueda de prensa en el complejo espacial de Kuru (Guayana Francesa) para informar sobre lo ocurrido.

El cohete, que además del Ingenio transporta también el satélite francés Taranis, había sido lanzado a la hora programada, a las 02:52 horas peninsular española (01:52 GMT) y tenía previsto, según los planes de Arianespace, separar el satélite español 54 minutos después del despegue y hacer lo propio con el satélite galo 1,42 horas tras el lanzamiento.

El "Ingenio" debía haberse liberado del cohete y situarse en una órbita heliosíncrona (siguiendo la dirección del sol como si fuera un girasol), a una altitud de aproximadamente 670 kilómetros, desde donde tenía previsto observar la Tierra durante los próximos siete años -aunque llevaba combustible para diez.

El Ministerio de Ciencia e Innovación esperará al informe final de los expertos para abordar los siguientes pasos relacionados con la misión del satélite Seosat-Ingenio, que no estaba asegurada y que no ha podido ser puesta en órbita por un fallo en el cohete que lo transportaba.

Ante este hecho, "El Ministerio de Ciencia e Innovación esperará al informe final con detalle de los resultados de la comisión de expertos para abordar los siguientes pasos relacionados con la misión Seosat-Ingenio", señala este departamento en un comunicado.

La Agencia Espacial Europea (ESA) ya ha informado en su intervención que, al igual que se actúa con todas las misiones espaciales institucionales, en este caso tampoco se ha incluido en el proyecto un seguro que eventualmente cubriera la posibilidad de pérdida de la misión.

En este sentido, su portavoz ha informado de que la ESA se pone a disposición del Gobierno de España para comenzar a explorar vías alternativas que permitan reemplazar la funcionalidad instrumental de Ingenio, según recuerda el Ministerio.

La información técnica ofrecida por los responsables del lanzamiento es aún muy escasa pero han avanzado que se ha constituido una comisión de expertos que revisará el sistema del lanzador y que "arrojará conclusiones, previsiblemente, en un tiempo breve", añade la misma nota.

La ESA y su contratista Arianespace, encargado del servicio de lanzamiento, han confirmado que la causa de la pérdida de la misión espacial para poner en órbita al satélite Seosat-Ingenio y al francés Taranis, ha sido debida a un problema en dos conectores del sistema de control de velocidad de propulsión (TVC, Thrust Vector Control).

Comentarios