Viernes 21.09.2018
La dirección del PP busca solución fuera del equipo de la presidenta

La descomposición del PP y su soberbia acaban con Cristina Cifuentes

Un video presumiblemente distribuido por exmilitantes del PP hace insostenible la presidencia de Cifuentes. La dirección del PP busca una alternativa ajena al equipo de Cifuentes

Salida de Cifuentes.
Salida de Cifuentes.

Fuego amigo. En realidad, ni investigación periodística ni, menos aún, política. Una venganza universitaria y un ajuste de cuentas interno fuerzan la dimisión de Cristina Cifuentes. Dosieres y viejos chantajes hacen presencia y dan, finalmente, resultado.

OK Diario publicaba esta mañana un video que mostraba a la expresidenta atrapada en un hurto. La existencia del video era de dominio público y – como la propia Cifuentes ha declarado- no es la primera vez que se trata de extorsionarla con él.

La utilización en su beneficio – como otros y otras- de una inexplicable venalidad universitaria nacida en los meandros del clientelismo universitario hubiera producido su dimisión.

La resistencia numantina de Cifuentes ha llevado al parecer a antiguos miembros del PP ha desear que esta salida sea con escarnio.

El Partido Popular, y desde luego Rajoy, ya habían abandonado a Cifuentes la defensa de la presidenta. No obstante, no ha sido la aterrada afiliación actual la que ha empujado a la humillación y la despedida antes de lo que ella asegura que había decidido.

Son los ex del PP, singularmente Ignacio González, que ya había enseñado fotogramas del video en varias ocasiones, los que llevaban meses intentando que Cristina Cifuentes cargara con la parte de responsabilidad que le corresponde, dada su presencia en los últimos treinta años en la estructura directiva del partido que ella ha negado, al decir de muchos militantes, con “bastante soberbia”.

No son pocos quienes esta mañana afirmaban que Cifuentes estaba recibiendo la respuesta de sus prácticas y las de su equipo durante estos años.

Las dudas de Génova

La dirección del PP – Rajoy, Maillo y Cospedal al frente-, la ministra de defensa ha comunicado esta mañana la decisión de dimisión adoptada por el partido,  se ha puesto al frente de la salida a la crisis. Una salida que desean rápida y, a ser posible, lejana al equipo de Cifuentes.

La intención de Cifuentes de mantener a la presidencia del partido madrileño ha sido vista como intolerable por la dirección del PP. Una dirección que tampoco tiene grandes simpatías por la figura de Garrido.

Genova estaría discutiendo figuras alternativas a Garrido tanto en la presidencia de la Comunidad como en el Partido.

La dimisión de Cifuentes

Cristina Cifuentes ha renunciado a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, una decisión que había tomado tras semanas de polémica por su máster y que pretendía anunciar el 2 de mayo, tras los actos institucionales de la región, ha dicho hoy, pero que ha precipitado tras publicarse una información en la que se le atribuye un supuesto hurto en un supermercado en 2011.

Una dimisión que ha aplaudido el presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha asegurado que Cifuentes "ha hecho lo que tenía que hacer" y lo que "era obligado en esta situación", tras semanas de polémica por su máster en la Universidad Rey Juan Carlos, por lo que ahora se abre una "nueva etapa" en la Comunidad en la que ha confiado que este tipo de cosas "no vuelvan a ocurrir".

El diario digital Okdiario ha publicado hoy un vídeo de una cámara de seguridad de un supermercado próximo a la Asamblea de Madrid en el que se ve a Cifuentes mostrando sus pertenencias a un vigilante tras, supuestamente, haber sido descubierta robando dos botes de crema.

Todo ocurrió el 4 de mayo de 2011 en el supermercado Eroski que se encuentra cerca de la Asamblea, de la que Cifuentes era vicepresidenta primera en ese momento.

La noticia ha encendido las redes sociales desde primera hora de la mañana, lo que ha llevado al PP a admitir que la situación de Cifuentes era "insostenible" e incluso "bochornosa", y la propia secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha acudido a la sede de la Comunidad de Madrid para reunirse con ella.

Finalmente, la ya expresidenta ha convocado a los medios de comunicación a una declaración sin preguntas en la que ha anunciado su dimisión para evitar que "la izquierda radical" gobierne en la región -ante la moción de censura presentada- y "ponga en riesgo" la gestión hecha por el PP en tres años de legislatura.

Cifuentes ha asegurado que el supuesto hurto fue un "error involuntario" y que el vídeo dado a conocer hoy "ya se conocía" desde hace tiempo, "circulaba en las redacciones" e incluso la habían intentado "extorsionar" con él hace años, algo que denunció ante la Policía Nacional.

Para la expresidenta, se ha dado una "campaña de acoso y derribo" no ya para acabar con ella como presidenta del Gobierno regional, sino para "destruir a la persona" traspasando "todas las líneas rojas".

"La tolerancia cero con la corrupción tiene un precio", ha dicho, antes de apuntar que el ataque contra su persona "probablemente forma parte de ese precio que hay que pagar".

Lo que no ha desvelado es si dejará su acta como diputada, y ha dicho a sus compañeros en el grupo parlamentario popular de la Asamblea que seguirá siendo presidenta del PP de Madrid (de hecho, ha quitado de su perfil de Twitter su cargo de presidenta regional pero no de líder del partido).

Tras el anuncio de dimisión, Rajoy ha señalado que Cifuentes ha hecho "lo que tenía que hacer" y era "obligado en esta situación", y ha apuntado que el PP abre una nueva etapa en la región en la que confía que este tipo de cosas "no vuelvan a ocurrir".

Fuentes del PP nacional han señalado que el partido ya trabaja en una salida para que Cifuentes abandone también su cargo de presidenta del PP madrileño y se cree una gestora, dado que queda poco menos de un año para las elecciones autonómicas, locales y europeas.

Con todo, el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, ha señalado que el partido se tomará "un tiempo de tranquilidad" para decidir el futuro en Madrid.

Después de la dimisión el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado que no hay "ninguna opción" de que su formación apoye al socialista Ángel Gabilondo para ser investido presidente -algo que el PSOE le había pedido-, y ha urgido a Rajoy a que designe un candidato del PP "libre de corrupción" tras el "bochornoso juego sucio" que, según dice, se ha visto en las filas populares.

Pedro Sánchez, líder del PSOE, ha enviado un mensaje a Rivera para emplazarle a hablar esta tarde e intentar hacerle "recapacitar" para apoyar a Gabilondo, porque el PP es un partido "podrido" por la corrupción.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha acusado a Rivera de "trabajar a favor del PP", de "sostener a la mafia" y ser aliado y "soporte imprescindible de la corrupción en España", por apoyar a otros candidato de los populares en Madrid.

Por su parte, la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, ha dicho que todo el mundo debe alegrarse por la dimisión porque "es trascendental que las instituciones tengan al frente a personas que éticamente no puedan ser cuestionadas".

Después de la dimisión de Cifuentes, el que ha sido su mano derecha desde que fue nombrada candidata y en el Gobierno, el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz, Ángel Garrido, asumirá la Presidencia en funciones de la Comunidad

Comentarios