domingo 7/3/21

Cs echa en cara al PP su "deslealtad" por el fichaje de Lorena Roldán

¡Ciudadanos ha acabado digiriendo la marcha de Lorena Roldán al PP, una maniobra que hasta cogió por sorpresa a Inés Arrimadas, pero lo que no ha encajado es la "deslealtad" con la que cree que ha actuado el Partido Popular, su socio de gobierno en varias comunidades autónomas, según informa Efe

Es lo que han trasladado a Efe fuentes de la dirección del partido después de que este miércoles la que fuera portavoz naranja en el Parlament anunciara a través de Twitter que concurriría a las elecciones catalanas del 14 de febrero como número dos de la lista por Barcelona, detrás de Alejandro Fernández.

Un paso que recriminan a la que ha sido también portavoz adjunta de la formación naranja, pero no tanto por abandonar el partido como por hacerlo sin tan siquiera comunicárselo primero a Arrimadas. "No es la mejor forma", dicen. De hecho, cuentan que se despidió en un mensaje que escribió en el grupo de WhatsApp de la Ejecutiva dos minutos después de publicar el tuit donde comunicaba su cambio de carné.

En todo caso, las mismas fuentes acusan al PP de utilizar "el formato de OPA" con Ciudadanos, e insisten en que el partido de Pablo Casado está siendo desleal con ellos teniendo en cuenta que mantienen una relación estable y fluida cogobernando, por ejemplo, en tres comunidades autónomas, y eso es algo que consideran que marca una diferencia.

Utilizan este mismo argumento para distinguir el fichaje de Roldán del que Cs hizo de Ángel Garrido, expresidente de la Comunidad de Madrid con el PP, para las elecciones generales de abril de 2019 y que, según la dirección naranja, es distinto porque en aquel momento las dos fuerzas eran rivales y no socios.

Critican además que el PP se haya negado a concurrir a las catalanas en coalición con Cs, pero sí quieran hacerlo con sus efectivos. Las consecuencias que esta maniobra tenga para Cs está por ver en los resultados electorales, señalan, ya que, en su opinión, este tipo de operaciones no gustan a sus respectivos electorados.

Están por eso seguros de que el PP no les va a hacer daño esta estrategia de captación que están desarrollando a nivel nacional y que, por ahora, pese al empeño de los populares, ha tenido poco alcance más allá de este último fichaje de la dirigente catalana -hace un mes dos excargos poco relevantes de Baleares se fueron también al PP-.

Aunque no quieren mezclar las cosas en los territorios que cogobiernan con el PP y descartan que pueda desembocar en alguna ruptura, Cs está muy molesto con el partido de Casado, lo que podría afectar a la relación de confianza que han mantenido hasta el momento.

Sobre el movimiento que ha hecho Lorena Roldán de irse al PP, la única explicación que consideran plausible es que ella se sitúe en la derecha y se haya ido porque no se sentía a gusto en la centralidad de Cs. No barajan otra explicación para que haya decidido irse a un equipo segundón -Cs tiene expectativas de quedar muy por encima del PP pese al fracaso que pronostican las encuestas- y en segundo puesto, el mismo que iba a ocupar en la lista naranja tras Carlos Carrizosa.

Entienden, por tanto, que el cambio se deba a motivos ideológicos y no le compran sus críticas a Arrimadas por tomar decisiones unilaterales, como acusó este miércoles Roldán, y dar alas al secesionismo -Roldán participó en la Diada de 2013 en una manifestación independentista-. Tampoco que se justifique en que desde el PP va a defender el constitucionalismo "sin tapujos y sin complejos", como aseguró Roldán, cuando Cs ha sido la formación que más ha peleado por la igualdad de todos los catalanes, recalcan.

Otra cosa que no ven es que haya dado este paso por sentirse menospreciada dentro del partido porque si bien es cierto que ganó las primarias para ser la candidata a las catalanas y luego la dirección decidió que el candidato fuera Carrizosa, no puede decir -afirman las mismas fuentes- que haya sido maltratada porque estaba dentro de la ejecutiva y era también la portavoz en el Senado.

Comentarios