lunes 14/6/21

Calvo: "La regularización del emérito es un ejemplo del Estado de derecho riguroso"

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado que la regularización fiscal a la que se ha acogido el rey emérito, Juan Carlos I, es un ejemplo de que “nuestro país es una democracia con un Estado de derecho riguroso

Carmen Calvo, PSOE.

En una entrevista en Canal Sur Radio, Calvo no ha querido pronunciarse en profundidad sobre este asunto porque "ningún miembro del Gobierno podemos pronunciarnos de las relaciones de cada uno de los ciudadanos, incluido alguien que ha sido el Jefe del Estado, en sus obligaciones tributarias, en sus obligaciones fiscales con la Agencia Tributaria”.

Sí ha entendido que “el comentario político al que tiene derecho cualquiera en nuestro país sobre este asunto es libérrimo, y en la conversación pública de los partidos políticos es lógico”, pero “sobre eso no podemos entrar”.

“No podemos hacer más que el respeto debido a cada una de las obligaciones que cada uno tenemos en relación a nuestras cuentas, a nuestras obligaciones tributarias”, ha señalado la vicepresidenta, subrayando que “es, ojalá no, el ejemplo de un país que funciona, y que le exige cuentas a todo el mundo, que se las tiene que exigir por igual, y porque nuestro país es una democracia con un Estado de derecho riguroso, en el que no se puede nadie saltar evidentemente la ley”.

Para Carmen Calvo, "ese comentario también es pertinente hoy porque es una noticia que tiene muchos perfiles, pero los miembros del Gobierno, como es lógico, dependiendo la Agencia Tributaria de un ministerio de la administración general del Estado, no podemos hacer pronunciamientos por mucho que estemos hablando de una persona que evidentemente es singular por los cargos que ha tenido, y por lo que en su momento representó para nuestro país”.

Sin embargo, “no deja de ser un ciudadano que tiene que rendir sus cuentas, en este caso fiscales”, sosteniendo, a la pregunta de si el Gobierno conocía que iba a realizar el pago, que “esas relaciones las mantienen los ciudadanos con la Agencia Tributaria cuando deciden poner en orden sus situaciones fiscales”.

“Me parece que hay un ámbito de debate político en el que cada quien puede entrar como considera oportuno porque no estamos delante de una buena noticia en el sentido de la propia ética de cada quien, pero el Gobierno no puede entrar a este tipo de expedientes porque forman parte de las relaciones seguras de cada quien en relación con sus obligaciones”, ha dicho.

Por último, ha entendido que España “es un Estado que actúa con el rigor debido frente a quien puede estar incumpliendo las obligaciones que todos tenemos. Eso también forma parte de esta noticia”. EFE

Comentarios