martes 10.12.2019

La asociación de jueces AJFV se reafirma en la batalla por la independencia

"El sistema no solo debe asegurar que los jueces sean imparciales e independientes, sino también que el ciudadano no tenga ningún motivo para pensar que no lo son", sostiene el magistrado Jorge Fernández Vaquero, nuevo portavoz de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV)

La asociación de jueces AJFV se reafirma en la batalla por la independencia

Este asturiano, nacido en Avilés, está al frente del Juzgado de violencia sobre la mujer de Jerez (Cádiz) y acaba de ser elegido la voz de la segunda asociación con más miembros entre jueces y magistrados (cerca de 900).

Entre sus objetivos, uno que comparte con el resto de asociaciones del sector: mejorar la independencia judicial y "garantizar que no queden espacios para la sospecha", subraya en una entrevista con Efe.

La batalla común es lograr que la mayoría de los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), los doce de extracción judicial, sean elegidos por los propios jueces y magistrados, una pretensión que rechazan el PSOE y Unidas Podemos al considerar que esa competencia debe continuar en manos del Parlamento, donde reside la soberanía popular.

"Es difícil tener esperanzas porque cualquier cambio está en manos del legislador, pero es nuestra responsabilidad seguir insistiendo", afirma Fernández Vaquero.

A su juicio, "hay elementos diferenciales que en un momento pueden hacer variar posiciones políticas", como el último informe del Grupo de Estados contra la Corrupción (Greco) del Consejo de Europa, que lamentó la ausencia de reformas y la politización del CGPJ, y las resoluciones de la justicia europea sobre el sistema judicial polaco y en favor de un poder judicial independiente.

Respecto a los problemas materiales de la justicia, lamenta que sigan sin atenderse problemas claros en los distintos territorios, desde la falta de personal hasta la ausencia de inversiones en numerosas sedes.

"Más que no hay dinero me gusta pensar que sí lo hay, lo que pasa es que las prioridades son otras, que la justicia se pospone", afirma antes de apuntar a un problema generalizado: la digitalización.

Caballo de batalla de todo el sector, la digitalización, apunta, se está haciendo a ritmos desiguales en los distintos territorios y "de espaldas a los jueces", que reclaman que se les dé voz en el proceso como encargados de manejar todo el conglomerado de documentos que entran en un procedimiento.

El nuevo portavoz de la AJFV destaca también la necesidad de racionalizar la actual planta judicial, basada en el modelo de partido judicial con una configuración territorial que no tiene en cuenta los cambios sociales y económicos que han tenido lugar en el país.

Muchas de estas reivindicaciones llevaron a jueces y fiscales a protagonizar el año pasado dos huelgas inéditas en el sector. La primera con Rafael Catalá (PP) al frente del Ministerio de Justicia y la segunda ya con Dolores Delgado (PSOE) como ministra.

"Con un gobierno en funciones desde hace bastante tiempo, el problema es que no tenemos interlocutor; los equipos ministeriales están en una fase de quasi interinidad y plantear ahora cualquier reclamación o negociaciones no tiene mucho sentido", apunta este magistrado al ser preguntado por futuras movilizaciones.

Fernández Vaquero evita comentar el actual panorama político, en el que ha irrumpido con fuerza un partido, Vox, que cuestiona la ley integral contra la violencia de género que él aplica cada día en su juzgado jerezano.

Tiene clara su opinión al respecto: "La violencia que se ejerce sobre las mujeres precisamente porque son mujeres es algo que cualquier persona que trabaja en estos temas sabe que existe y que está ahí".

Eliminar esta forma de violencia, que tiene mucho que ver con pautas sociales y culturales de desigualdad y tiene características específicas, continúa, "exige ser conscientes de que es una realidad con perfiles propios que exige también una respuesta propia". 

Comentarios