LAS PRECARIAS CONDICIONES DE LA CASA DE LA RADIO

RNE usa piscinas portátiles para tapar las goteras

Filtraciones de agua y cascotes sobre las mesas de trabajo de algunas plantas en las que siguen llevando a cabo su labor profesionales de la emisora. Esta es la situación actual de la sede de RNE en Prado del Rey. UGT ha denunciado la situación a la Inspección de Trabajo

Alguna de las piscinas que se utilizan para hacer frente a las goteras.
Alguna de las piscinas que se utilizan para hacer frente a las goteras.
RNE usa piscinas portátiles para tapar las goteras

Muchas veces se ha dicho que RNE era la 'hermana pobre' de RTVE, pero en pocas ocasiones ha estado tan justificado el término como en la actualidad. La situación de abandono en las instalaciones de la Casa de la Radio, en Prado del Rey, alcanza cotas extremas.Los trabajadores creen que están corriendo un riesgo innecesario para la salud, tanto de los profesionales que siguen llevando a cabo su labor. como de la de los invitados que reciben en sus estudios. El sindicato UGT ha denunciado la situación ante la Inspección de Trabajo

Goteras por todas partes, filtraciones de agua, o cascotes que caen en cualquier lugar, incluso en las mesas de trabajo de personal que todavía no ha sido desalojado de las zonas más deterioradas, convierten ese lugar en un escenario propio de zonas abandonadas o incluso de algunas sometidas a un bombardeo previamente. 

Captura de pantalla 2017-07-13 a las 18.21.03

A principios de este mes de julio el sindicato UGT denunció en la Inspección de Trabajo la situación que se estaba viviendo en la Casa de la Radio, en un texto en el que se leía "los problemas de la cubierta del edificio y de la tela asfáltica, acumulados durante años, han provocado graves problemas de humedad en la estructura del edificio, básicamente de filtraciones y acumulación de bolsas de agua en los faltos techos, provocando caídas de éstos sobre puestos de trabajo en las plantas primera, segunda y tercera, aunque afortunadamente sin daños personales al suceder los hechos en fin de semana".

Además, se precisaba que, "las zonas que están disponibles y abiertas a los trabajadores para la prestación de sus servicios se encuentran sometidas a los mismos riesgos, viéndose afectadas el hall, la entrada principal y los pasillos aledaños de la planta baja, con continuos charcos de agua y filtraciones".

Ahora mismo, en la planta donde se ven más destrozos de despachos es la tercera, donde todavía hay trabajadores, aunque en la cuarta también hay alguno, mientras que la planta alta, la que se desamiantó, se filtra el agua del tejado porque, según precisa Miguel Ángel Curieses, secretario general del sindicato en RTVE, "está en forma irregular y por tanto genera bolsas  de agua que luego caen sobre la planta cuarta".

Captura de pantalla 2017-07-13 a las 18.21.54

Según él, esa zona, en la que están colocadas piscinas portátiles de plástico, además de otros recipientes, para hacer frente a las goteras, no hay trabajadores porque "no es de paso por estar recientemente restaurada por el tema del amianto, y cuando lo quitaron lo dejaron diáfano porque no sabían qué iban a hacer ahí, pero ahora, con las lluvias de la semana pasada, se está cuarteando todo por culpa de las filtraciones".

Se buscan culpables

Por todos esos motivos, el sindicato considera que no es de recibo que la empresa, que consultada por este periódico no quiso hacer declaración alguna, no haya puesto en marcha medidas correctoras eficientes y eficaces que corrijan estos problemas y la situación "deplorable" que dicen están viviendo las instalaciones de la Casa de la Radio.

Captura de pantalla 2017-07-13 a las 18.28.05

Hay que tener en cuenta que la obra de desamiantado parece que no ha servido para nada, pese a su elevado coste, ya que toda esa zona sólo sirve ahora mismo para cobijar las piscinas que recogen el agua de las goteras, que además están consiguiendo que las vigas del techo se oxiden. Lo que sí se está haciendo es trasladar paulatinamente al personal de la tercera planta, que albergaba despachos y actividad laboral, a otras zonas del edificio, para que no haya que lamentar víctimas por a lluvia de cascotes y los peligros de desprendimiento.

Lo peor es que no toda la cubierta del edificio y los riesgos de filtración están en esa planta, ya que en otras zonas la cubierta descansa sobre la misma planta baja, y su estado también está a punto de hacer saltar todas las alarmas. 

Captura de pantalla 2017-07-13 a las 18.22.32

A falta de soluciones, desde UGT en CRTVE no sólo se exige que se ponga fin a esta situación sino que ya han empezado a pedir cabezas, en concreto las del director de RNE, Alfonso Nasarre, el Director de Patrimonio y Servicios Generales, Pedro Recas, el Director de Prevención, Salud y Bienestar Laboral, Jesús Araque, y "por supuesto" la de la Directora de Recursos Humanos, Paloma Urgorri, de la que depende la Dirección de Prevención, porque, según ellos, "está tan ocupada torpedeando las mesas de negociación y despreciando a la ley y a la representación de los trabajadores y trabajadoras que esto de la seguridad de las personas en nuestras instalaciones se la trae al pairo".

Tampoco se libra de la quema el que consideran "principal responsable" de la "degradación por abandono de nuestras instalaciones", que no es otro que el director General Corporativo Enrique Alejo, al que califican como "el personaje más nefasto para la CRTVE de toda su historia".