NIEGA VINCULACIÓN ALGUNA

María Jesús Ruíz afirma haber perdido trabajos por la prostitución

La ex Miss España niega haber conocido a Gil Salgado en una cena sexual y afirma que le puso los cuernos

La ex Miss España, en el Deluxe.
La ex Miss España, en el Deluxe.

Como si de sus respuestas dependiera el ir a la cárcel o algo peor, María Jesús Rúiz se sometió este viernes al polígrafo de Sálvame Deluxe para intentar demostrar, entre otras cosas, que ella ni es prostituta ni sigue todavía teniendo algo que ver con José María Gil Silgado, su anterior pareja.

La que fuera Miss España en 2004 precisamente comenzó venerando a Julio Ruz, el hombre con el que comparte hoy en día su vida sentimental, "estoy muy enamorada de él", y puntualizó que "empecé mi relación con él cuando José María Gil Silgado, del que, en su momento, estuve muy enamorada,  todavía estaba en la cárcel".

Eso parece no quitaba para que ninguno de los dos miembros de aquella pareja se respetara, ya que ella desveló en el Deluxe que "Gil Silgado me fue infiel alguna vez y yo también se lo fui, con mi actual pareja".

La Miss precisó que "conocí a Gil Silgado en algo que no tenía nada que ver con este mundo, no en una cena con fines sexuales, como se ha hablado", y ha querido aclarar que "no me ha regalado un piso de un millón de euros. Era imposible con la situación por la que estábamos pasando".

Y es que a la chica se le había relacionado con el mundo de la prostitución, algo que negó rotundamente, "nunca me he dedicado a ello, y he perdido muchos trabajos por las sospechas". Dijo que supo de su presunta vinculación con este negocio por un colaborador de Sálvame,  "descubrí por Kiko Matamoros que estaba en el book de María de Mora para asistir a cenas"

Respecto al dinero que podría haber ganado María Jesús, recalcó que "nunca vendí ningún traje de flamenca de la ex mujer o la hija de Gil Silgado, ni tampoco la colección de caballos", y añadió que "es mentira que me pasara 3.000 euros al mes cuando éramos pareja".

Lo peor para ella era el presunto control que el que fuera presidente del Xerez C. F. ejercía sobre ella,  "Gil Silgado tenía las contraseñas de mis redes sociales, me controlaba el WhatsApp y respondía a los mensajes que me enviaban mis amigas", hasta el punto de que indicó que  "la cadena panameña en la que trabajaba, participando en 'Dancing with the Stars', tuvo que contratar seguridad para que no entrara en el plató, porque quería controlar todo lo que hacía".

También confesó que al parecer el empresario no era tan rico como parecía porque "nos echaron de un piso de la zona de Goya, en Madrid, porque no podíamos pagar, ycuando entró en la cárcel me dijo que no pagara a nadie mientras él estaba dentro, aunque reclamaran".

María Jesús reconoció que "en una ocasión que me lo pidió, me negué a que viera a nuestra hija", y que había sufrido amenazas que recibía por carta desde la cárcel, e incluso que el empresario la acorraló en una esquina de la celda durante una de las visitas familiares, y tuvo que pedir ayuda de los funcionarios de prisión para que la dejara salir. No es de extrañar si, como ella señaló, Gil Silgado le llegó a decir que "soy el dueño de tu vida, y el día que me vaya con los pies por delante, te voy a llevar conmigo".