DURANTE CUATRO AÑOS

Una mujer de 23 años fue violada 43.200 veces

Policías, políticos y hasta sacerdotes abusaron de ella, a razón de más de 30 violaciones al día

Karla Jacinto.
Karla Jacinto.
Una mujer de 23 años fue violada 43.200 veces

No es un récord que merezca la pena homologarse, pero sin duda que Karla Jacinto podría tenerlo porque pocas mujeres en el mundo habrán sido violadas 43.200 veces en el corto periodo de cuatro años. Su error, enamorarse de la persona equivocada.

Ese fue el mal de esta joven que cuando apenas contaba con doce años decidió marcharse de su pueblo con un hombre mayor que ella que creía que era el amor de su vida y que le prometió ponerle el mundo a sus pies. Una promesa que mezclaba con frases como que ella era su princesa o que nadie la quería ni la querría como él.

Lo que Karla no sabía es que ese hombre era un proxeneta que se dedicaba a la trata de muchas niñas como Karla, a la que obligó a prostituirse nada más salir de su pueblo. El hombre le pegaba brutalmente, le escupía en la cara y la hirió de gravedad con una plancha. A partir de ahí se la llevó a su ciudad de origen en México para vender su cuerpo.

Desde las diez de la mañana hasta la tarde, Karla lidiaba con los clientes, todos los días, durante cuatro años. Durante el día, debía tener treinta clientes o más. Además, los hombres la engañaban diciéndole que era imposible salir de esa situación y nadie quería ayudarla. Pero con el paso del tiempo, la joven descubrió que enviaban a propósito a sus clientes, entre ellos policías, pastores de la iglesia o políticos.

Afortunadamente alguien sí debió escuchar sus plegarias y cuando cumplió los dieciséis años fue liberada por una organización de voluntarios. Fue en ese instante cuando, haciendo cálculos, descubrió que antes de ser liberada la habían violado más de 43.200 veces.

En la actualidad la joven ha decidido unirse a la noble causa de sus liberadores y cada día lucha contra la gran mafia que convierte a jóvenes en esclavas sexuales. Actualmente tiene 23 años y explica que "cuando me despierto por las mañanas, no sé si estaré viva esa noche. La muerte se esconde tras cada esquina por lo que hago".