LAS NOTAS DE TODOS LOS MADRIDISTAS

Mariano deja en muy mal lugar a Zidane y Benzema

El gran nivel que exhibe siempre que salta sobre el césped hace incomprensible que el técnico francés no le otorgue más minutos ante el mal estado de forma de su compatriota

Mariano festeja uno de sus goles.
Mariano festeja uno de sus goles.

Casilla, sin trascendencia (6). La Cultural apenas sometió le sometió a trabajo. El único disparo a puerta en la primera parte fue el tanto de Yeray, que aunque rozó, no pudo detener. En la segunda mitad hizo una buena intervención.

Carvajal, omnipresente (9). Titular obligado ante las molestias de Danilo, demostró estar un nivel por encima del resto. Sobrado, campó a sus anchas por la banda diestra. Dio dos asistencias.

Pepe, correcto (7). El capitán resolvió bien el poco trabajo que tuvo. Fuerte en los balones aéreos, y rápido al cruce, no pudo hacer nada en el gol encajado

Nacho, trabajador (7). De central en la primera parte, y de lateral zurdo en la segunda, evidenció su polivalencia. Se sumó al ataque más de una vez y mostró su entrega.

Tejero, grata noticia (7,5). El Madrid ya tiene un lateral zurdo para relevar a Marcelo. Empezó en la izquierda y acabó en la derecha. Sin errores atrás, y muy activo en ataque. Dio la asistencia del tercer tanto a Mariano.

Casemiro, discreto (6). El brasileño volvía tras su lesión, y se notó su inactividad. Tarde a la hora de cerrar las progresiones de sus rivales, recibió una amarilla. Aportó poco a la salida de balón, aunque completó el encuentro.

Isco, fácil (6.5). No quiso acaparar los focos. Jugó fácil y dejó algunos detalles durante los cuarenta y cinco minutos que estuvo sobre el césped. Era el día de otros. 

James, gol y poco más (6.5). El colombiano anotó con un buen cabezazo, pero no se lució sobre el césped. Se le vio algo lento, aunque apenas cometió errores. No fue la reivindicación que esperaba Zidane. 

Asensio, feliz (7,5). Un ejemplo para los canteranos. Se ofreció continuamente y no cesó en su entrega hasta el pitido final. Dio la asistencia del primero, y tuvo mucha importancia en el juego ofensivo del Madrid.

Odegaard, con ganas (7). Al noruego se le vio ansioso por rascar balón desde el inicio. Jugó muy bien y demostró entenderse con Enzo y Mariano. No logró a marcar, pese a que anduvo cerca con un par de disparos.

Mariano, el goleador (9,5). El delantero bordó su actuación. Omnipresente en todas las acciones defensivas, volvió loca a la zaga de la Cultural. Anotó tres goles y le anularon otro. Su velocidad y potencia sirvieron para reivindicarse ante el téncnico.

Zidane, sin complicaciones (6,5). El francés repartió minutos en un trámite que de nuevo se saldó con goleada. Tarea sencilla para el francés, que hizo debutar a su hijo.

Varane, concentrado (6,5). Disputó el segundo periodo y se le vio serio atrás, como un cerrojo, pese a la intrascendencia del envite. Se prevé su titularidad el sábado. 

Enzo, debut soñado (7,5). Desde la ruleta en el primer esférico que tocó hasta el tanto que logró, se vislumbraron sus ganas por emular a su padre. Estreno idílico bajo la batuta de su progenitor.

Yáñez, recompensa (-). Siempre a la sombra, el tercer portero del Madrid al fin halló esa oportunidad que buscaba. No tuvo tiempo para hacer nada importante, pero pisar el césped del Bernabéu en partido oficial seguro que le dejó contento.